Emiliano García Alcázar
 

SOBRE LA MARCHA DE PROCLAMACIÓN “EN HONOR DE SU MAJESTAD EL REY DON ALFONSO XIII” DEL COMPOSITOR MANUEL QUISLANT

 
Viernes 2 de diciembre de 2016 0 comentarios
 

Vienen a cumplirse 25 años cuando, dentro de este radiante y festivo marco de la celebración de la Patrona de la Música y los Músicos y en este mismo escenario de la Casa de Cultura, hacía yo la presentación, a invitación de la Asociación Musical y de Teatro y Cultura – Banda “Unión Musical”, del homenaje al distinguido compositor Manuel Quislant al acaecer el 120 aniversario de su nacimiento y el cincuentenario de su nombramiento de Hijo Predilecto por el Ayuntamiento de Santa Pola; interpretándose en un concierto sus obras: el capricho gitano sinfónico “Amapola” y el Intermedio de la zarzuela “Las Pesetas del diablo”.
Ahora, me honra aceptar así mismo la invitación de la Banda “Unió Musical” y de su director José Jaime Sempere al tener la iniciativa de rendir tributo al Maestro Quislant en este doble acto conmemorativo del 75 aniversario como Hijo Predilecto de su villa natal y de la Festividad de Santa Cecilia. Y, a la par, me produce una honda satisfacción personal, en mi modesta condición de investigador y recuperador de su legado musical gracias a la generosa donación que hizo por mediación mía al pueblo de Santa Pola la hija del maestro, Dña. María Jesús Quislant Sempere, en aquel memorable año 1991, haber contribuido a que una emblemática partitura suya, dedicada a un personaje de la Monarquía, el Rey Alfonso XIII, y que se trata de una marcha de proclamación al ser investido regente en el año 1902, sea hecha sonar en absoluto estreno a cargo de nuestra banda. Lo cual entraña todo un acontecimiento histórico.
Partitura que fue un sorprendente hallazgo al paso de mi investigación en octubre de 2014, estando conservada en los archivos de la ilustre Biblioteca Musical “Víctor Espinós” ubicada en el Centro Cultural “Conde Duque” del Ayuntamiento de Madrid, la cual gentilmente me ofreció una reproducción con el buen propósito de hacer entrega tanto a la Banda “Unió Musical” como al Fondo “Manuel Quislant”, en la actualidad depositado en el Archivo Municipal de Santa Pola que dirige Rafael Pla.
Hablar de la figura de nuestro querido y admirado compositor Manuel Quislant Botella, es evocar a aquel “Xiquet” de la villa marinera a quien se le despertó su vocación por el bello arte musical escuchando “los cantos de amor a la <> que entonaba su madre”; siendo instruido por su padre, D. Ángel Juan Quislant Blanca, al lado de sus hermanos José, Ángel y Josefina, en la primera Banda de Música que hubo, la legendaria “Santa Cecilia”, y en la que <> tocaba el requinto, el cual con su precoz inspiración compuso a los diez años el pasodoble con el nombre al revés de la “Torre de Escaletes”: <>, en la embarcación a vela que lo transportaba viniendo de celebrar la Fiesta de San Pedro en la Isla de Tabarca. Su primera obra a la que siguió, por la devoción que sentía como todo santapolero a su Patrona, el célebre “Motete-Himno a la Virgen de Loreto” que escribió con letra y música propias en el año 1885 y como imploración ante la epidemia de cólera de aquel tiempo. Al igual que fue autor en su juventud de la zarzuelita del género valenciano, de sabor costumbrista marinero, “Santa Pola, ahir, hui i demà”. Más las excelentes dotes de nuestro joven compositor, y recibiendo también formación de su maestro ilicitano Alfredo Javaloyes, le propiciaron trasladarse a la “Villa y Corte” en donde forjó su instrucción bajo los expertos consejos de su protector, y a la vez maestro, Ruperto Chapí, y obtuvo el ingreso en el Real Conservatorio de Música y Declamación en el que mereció brillantes calificaciones. Y sería el insigne compositor de Villena quien le ofreció estar al frente de la Copistería musical de la Sociedad de Autores Españoles, a la que contribuyó Manuel Quislant a su consolidación merced a los derechos de recaudación de una de sus más aclamadas zarzuelas del llamado “Género chico” en 1 acto: “Doloretes”, un boceto lírico-dramático de costumbres alicantinas estrenado en 1901.
Poniendo término a esta presentación, he de recordar que dicha Sociedad de Autores editaría una notable nómina de partituras del compositor dentro de su prolífico catálogo creativo del género lírico, vocal e instrumental solista para piano o del género bandístico, del que es un buen ejemplo la de esta hermosa y exultante marcha “En honor de su Majestad el Rey Don Alfonso XIII”, y que presidida por ese inconfundible aire marcial y de obertura en su introducción unido a su muy personal estilo melódico la interpreta en primera audición en el concierto que nos brinda, junto a la conocida “El Tambor de Granaderos” de Chapí y otras composiciones de su repertorio, la consolidada Banda “Unió Musical”, próxima a celebrar la efeméride de su 40 aniversario, bajo la batuta de su capacitado y estupendo director de formación académica, José Jaime Sempere Linares, quienes han acogido, estudiado y ensayado la partitura de la mencionada marcha con verdadero entusiasmo.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Despilfarro de agua
Miguel Ángel Bermúdez 15 de septiembre
PROFES DE RELI UNIDOS
Profesores de Religión de la Provincia de Alicante 15 de septiembre
LAS DOS, LAS TRES
Bernardino Gago Pérez 11 de septiembre
LAS VÍCTIMAS SON NECESARIAS
Pedro Morante Gutiérrez 11 de septiembre
IN MEMORIAM
Vicente Luis Valero 1ro de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.