Víctor Corcoba Herrero
 

COMBATIRSE A UNO MISMO

 
Viernes 25 de noviembre de 2016 0 comentarios
 

Hoy más que nunca el mundo necesita hombres de horizontes amplios que propicien la paz, más que con grandes manifiestos, con su coherencia en las pequeñas cosas de cada día. Naturalmente, los seres humanos tienen derecho a ser como son, a mirar al futuro con confianza e ilusión, poniendo en marcha proyectos, tejiendo nuevas relaciones entre unos y otros. De ahí que el respeto sea algo más que una palabra esencial, es condición previa para el mismo desarrollo del propio ser humano. Ciertamente uno tiene que empezar por respetarse a uno mismo para respetar a los demás. Cuando esto se produce florece la amistad sincera y el acercamiento deja de ser algo interesado, favoreciendo la realización de la persona. Hemos de pasar de un invierno de aislamiento y confrontación a una primavera de libertades. Sólo así podremos recuperar el sentido armónico y, por ende, la convivencia pacífica. Ya sabemos que somos diversos, ahora lo que nos hace falta es abrirnos al diálogo de las diferencias, mediante la consideración a todo ser humano.
Estamos llamados a generar tranquilidad, a crear atmósferas más fraternas para que, junto a los frutos de la globalización de los mercados, renazca también la globalización de la solidaridad; puesto que el crecimiento económico ha de estar acompañado también por un mayor acatamiento de la creación; junto a los derechos individuales y en su conjunto, ya que estamos convocados a mantenernos unidos en la diversidad. Únicamente así podremos hacer familia, sentirnos fuertes como especie, conservar ese espíritu de concordia. En efecto, si la solución del problema migratorio pasa por una conversión en profundidad que nos permita reencontrarnos, también este clima de violencia que nos invade requiere de una reconversión existencial en los lenguajes, que han de ser mucho más conciliadores, para que se nos active la vena de la reconciliación. Sin duda, el sosiego debe guiar el destino de todos.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

PACO CONEJERO: DOS AÑOS Y TODOS SIGUE IGUAL
Juan Bautista Pérez Martínez, ‘Batiste’ 11 de agosto
12ª CENA DE LA LUNA LLENA EN SANTA POLA
Manuel Arroyo Martín 11 de agosto
LA ASUNCIÓN DE MARÍA
Miguel Atencia 11 de agosto
ATENCIÓN, NIÑOS EN LA PLAYA
Eva María Ruiz Fernández 11 de agosto
LEVANTE Y SUS SOMBRILLAS
Miguel Rosa Morentes 4 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.