SEMANA SANTA 2017
 

Una sobria Semana Santa, pero que cada vez mueve más a la participación

 
Viernes 21 de abril de 2017 0 comentarios
 

Mucho público, tanto local como visitante, el que decidió seguir las distintas convocatorias sacras de la Semana Santa santapolera. En cuanto a los foráneas, y al igual que años anteriores, muchos residentes extranjeros quisieron grabar todos y cada uno de los momentos con sus móviles. Sí que se pudo constatar que había más turistas nacionales (algo que también se ha dejado sentir en los establecimientos hosteleros durante todos los días de fiestas). Sus procedencias: la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, en su mayoría, además de la provincia de Alicante. Un amplio porcentaje de los mismos son dueños de segundas residencias.
Por lo que respecta al devenir de la Semana Santa en sí, cada vez son más los fieles que participan en ellas, especialmente aquellas que tienen un carácter más sobrio, con más recogimiento y cargadas con más fe, tal y como lo demostró el Jueves Santo, con la Procesión del Santo Entierro. De hecho, el público se agolpaba hasta una hora antes en la esquina del Mercado Central, para poder tener una mejor visual de los dos complicados giros que han de hacer los pasos.
Centenares de personas se agolparon a la salida de la parroquia, aplaudiendo el alzamiento de los pasos, así como a los más jóvenes porteadores. Las innovaciones que se pusieron en marcha el Viernes Santo, entre otras, bajar una hora el inicio de su recorrido (a las 20.00) parecen haber dado su fruto, aunque se vuelven a repetir pequeños cortes (en esta ocasion, han sido más apreciables a la llegada de La Senia), pero con más continuidad que en citas anteriores. De todos modos, para los menos entendidos, esta pausa permitió que se contemplasen impresionantes pasos, como el del Cristo de la Agonía, o La Dolorosa.
Volviendo otra vez a los actos, el Domingo de Resurreción marca la diferencia, no sólo por la impresionante tamborrada, también por el emotivo acto donde se vuelca el público local, que no deja de recoger las aleluyas lanzadas desde los edificios cercanos a la puerta del Castillo.

Sobriedad y sencillez
Finalmente, sólo queda destacar la sobriedad y sencillez de una Semana Santa marcada por la especial devoción de los jóvenes participantes, que aseguran un relevo generacional para esta profesión de fe cristiana.

 
 

Portafolio

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Playas en Santa Pola
Miguel Ángel Gómez 1ro de diciembre
Servicios bancarios, cada vez menos
Miguel Ángel Bermúdez 1ro de diciembre
Supresión de estacionamientos para discapacitados
Virgilio Gómez Arjona 17 de noviembre
Separatismo
Manuel Arroyo Martín 7 de noviembre
Lo que debe hacer Puigdemont
Pedro Morante Gutiérrez 7 de noviembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.