PARROQUIA
 

La Misa de los Festeros Difuntos, un momento para los recuerdos

 
Viernes 11 de septiembre de 2020 0 comentarios
 

El día 30 de agosto a las 21.00h se dio el pistoletazo de salida a las Fiestas Patronales de Santa Pola con la tradicional Misa a los Festeros Difuntos, en la que se recuerda a las personas pertenecientes al mundo de las Fiestas que fallecieron el pasado año. Tuvo lugar en la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción, y fue oficiada por el padre Lucas.

El cambio de emplazamiento por la situación de emergencia sanitaria supuso que no pudiera tener lugar ante la atenta mirada de la Virgen de Loreto, patrona de la villa pesquera. Sin embargo, no fue un impedimento para que los representantes del mundo de la tradición y la cultura de Santa Pola, así como de las diferentes instituciones, se reuniesen para “homenajear a los festeros fallecidos y pedir por todas aquellas personas que han fallecido a causa de la pandemia”.

Hubo un gran recuerdo para los que trabajan por erradicar la pandemia, haciendo alusión a la “pesada cruz” que soportan, así como para los gobiernos, para que sepan manejar la situación. Los distintivos infantiles de las comparsas moras y cristianas efectuaron las ofrendas, y en la monición de salida se hizo mención nuevamente a los homenajeados, alegando que “nos hemos reunido los festeros moros y cristianos, cada uno de su bando. Pero en estos momentos de tristeza, no hay bandos”.

La Misa de los Festeros Difuntos se lleva celebrando desde el año 1985, siempre en la Capilla de la Virgen de Loreto, y constituye el primer acto de las Fiestas Patronales de Santa Pola. Este año, se ha recordado a un total de 50 festers. “Cada año tenemos bajas en nuestras filadas, difíciles de sustituir. La filada se amplía, pero el sitio del fester ausente siempre se recuerda”, afirmó Maru Pomares, haciendo alusión a todos los momentos y las anécdotas que se recuerdan en estas semanas. Hubo mención especial a Laure, uno de los fundadores de la comparsa Llaganyosos, cuando “las chilabas no tenían brillo sino rayas, y tenían una cabra a la que daban de comer algarrobas”.

La homilía se desarrolló bajo estrictas medidas de seguridad, y todos los asistentes llevaron mascarilla y guardaron la distancia de seguridad. Debido a la reducción del aforo en estos espacios, la Misa de este año fue menos multitudinaria, algo más íntima si cabe. Pero esto no impidió que los miembros de las comparsas recordaran con emoción a sus compañeros y se demostró que, aunque están ausentes de forma física, permanecen muy presentes en sus corazones.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo
OCTUBRE, MES DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA
AECC SANTA POLA 8 de noviembre de 2019
¡URGENTE! PLAYAS LIMPIAS, OCÉANOS LIMPIOS
Miguel Ángel Bermúdez Gómez 8 de noviembre de 2019
PACO CONEJERO, POR FIN!!!
Batiste 14 de agosto de 2019
RESONETO DE LA 14ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 14 de agosto de 2019

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.