IGLESIA
 

El Obispo destacó el fervor a la Mare de Déu de Loreto en su visita pastoral a Santa Pola

 
Miércoles 23 de diciembre de 2020 0 comentarios
 

Dentro de la tradición en la Iglesia y coincidiendo con el primer domingo de Adviento, la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción de Santa Pola recibió el pasado 29 de noviembre la visita pastoral del obispo de Orihuela – Alicante, D. Jesús Murgui Soriano, finalizando en esta séptima etapa el recorrido que está llevando a cabo en las parroquias de la Diócesis.

El párroco, Don Lucas Galvañ, agradeció a todas las personas la presencia en esta celebración tan especial para la parroquia, destacando a los miembros de la corporación, al Consejo Pastoral y al coro Los Romeros, que desde que comenzó la pandemia, ésta ha sido la primera ocasión en la que han podido cantar.

Durante su intervención en la misa, Jesús Murgui comentó que esta visita pastoral la está viviendo al igual que todos, “con muchas limitaciones, privados de otros actos de cercanía, de saludos”, no obstante quiso destacar que “lo más importante, es el Señor, y que su presencia, y su visita a través de la eucaristía sobre todo y a través de la palabra sí la tenemos”. Destacó que vivimos unos momentos únicos en la historia de la humanidad, y señaló como también lo ha hecho el Papa Francisco en muchas intervenciones que “tenemos que tomar la pandemia como oportunidad de una humanidad mejor, animó e invitó a que pensemos muy enserio en vivir, como una oportunidad que Dios nos ofrece a cada uno de nosotros, este momento dramático que estamos atravesando”. En esta pandemia nos hemos dado cuenta de que el ser humano es frágil, la vida no está en nuestras manos, y como señala el obispo, Jesús llama estar despiertos a no perder la vida.

Monseñor Murgui resaltó que como cristianos Santa Pola profesa gran amor a la Mare de Déu de Loreto, y recordó que la Mare de Déu tiene un protagonismo muy especial en el tiempo de Adviento, ya que María es la que nos trajo a Jesús, al Señor, María es el poder de nuestra vida de fe, que significa no vivir encerrados en nuestra comodidad, en nuestro egoísmo, si no hacer de nuestra vida algo abierto a Dios.

Deseó para los cristianos de Santa Pola que la Mare de Déu de Loreto siga siendo un gran referente y animó a mirar a la Virgen, a aprender de ella, y dejarse querer por ella. Finalizó recordando que mientras Santa Pola tenga ese gran tesoro que es la Mare de Déu no faltará la fé y no faltará la esperanza, en instó a cuidar como comunidad cristiana esa devoción, ese amor y cercanía que los santapoleros tienen entorno a la Mare de Déu de Loreto.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

A LAS TRABAJADORAS SOCIALES DE SANTA POLA
Carlos A. Pinto 23 de diciembre de 2020
A ROBERTO LÓPEZ
María del Carmen López Pomares 23 de diciembre de 2020
CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre de 2020
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre de 2020
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo de 2020

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.