EDUCACIÓN
 

Sólo los colegios de ‘línea’ eligen el nivel Avanzado

 
Viernes 17 de marzo de 2017 0 comentarios
 

La implantación para el próximo curso escolar del Decreto de Plurilingüismo da un paso más. El pasado miércoles, los colegios de la localidad debían remitir a la Conselleria de Educación la decisión de acogerse a una de las tres líneas (Básico, Intermedio y Avanzado) y, dentro de ellas, a qué nivel, (I y II). Una vez remitido el proyecto a la Conselleria, “la Inspección de Educación valorará y emitirá un informe por el cual la Dirección General de Centros o bien autorizará la implantación del programa elegido por los colegios, o bien propondrá la modificación de esa decisión”, explicaba la edil de Educación, Loli Tomás.
Loli Tomás recordaba que el proceso de decisión de implementar uno u otro nivel, lo debía tomar el Consejo Escolar por dos tercios de sus miembros, en caso de que la votación no llegara a esa fracción, “sería la Conselleria la que tomara la decisión atendiendo a las características externas, como las características de las familias; e internas, como el nivel lingüístico del profesorado, del centro…”.
En el caso de Santa Pola José Garnero y Vicenta Ruso no llegaron a esa mayoría, por lo que Conselleria decidirá, como se ha explicado anteriormente. Cervantes y Virgen de Loreto escogieron Avanzado 1; Azorín e Hispanidad, Intermedio 1; Ramón Cuesta, Avanzado 2 y Joanot Martorell, Básico 2.

Si quiero otro nivel...
Una parte de los colegios de Santa Pola ha adoptado el nivel intermedio, que supone, a diferencia del avanzado, que a los estudiantes no se les acreditará el nivel C1 de valenciano ni el B1 de inglés. Ante ello surge la duda de si los padres de esos centros que quieran que sus hijos estudien el nivel avanzado (o viceversa) pueden cambiarlos de centro. Loli Tomás recuerda que los traslados de centro educativo están condicionados a determinados aspectos, como “cambio de domicilio, por causas justificadas por informe de Servicios Sociales...” todo ello “en cuanto a periodo extraordinario”. El lingüístico, por tanto, no es uno de ellos a día de hoy.
Dentro del periodo ordinario, “no sé si Conselleria va a dictar unas normas específicas de cambio de centro en caso de que los padres no estén de acuerdo con el programa lingüístico que se va a aplicar en su colegio”.
En el caso contrario, de que los padres deseen una acreditación lingüística inferior para sus hijos, Loli Tomás afirma que “no es posible el cambio de centro por esos motivos”.
Ante el deseo de los padres de cambiar de centro, Loli Tomás recordaba, además, que desde el pasado año éste debe tener en cuenta la división de Santa Pola en tres distritos: el de Gran Alacant, un segundo a partir de la Calle San Antonio hacia Santa Pola del Este, y el último de la calle San Antonio hacia Playa Lisa.

Integración y capacidades
Dado que con el anterior sistema plurilingüe, la mayoría de alumnos de la línea valenciana eran nacionales y que los estudiantes de otras nacionalidades se acogían a la línea en castellano, Loli Tomás considera que “con este nuevo Decreto se mejorará en integración en las aulas”. Como estimación general del nuevo programa, “desde la concejalía valoramos cualquier avance que suponga una mejora lingüística en las capacidades de nuestros hijos, dado que es necesaria par cualquier posición en la C. Valenciana”.

Valenciano como guía
Ante las críticas del Partido Popular de que las horas lectivas impartidas en inglés dependerán del número de horas y asignaturas impartidas en valenciano, Loli Tomás responde que lo que se está haciendo “es una inmersión y la vía de referencia ha sido el valenciano, como lengua también cooficial”.
A tenor de las reacciones publicadas por el Periódico Santa Pola sobre el decreto de plurilingüismo, la concejala de Normalización Lingüística, Anna Antón, aseveraba que “las reacciones son libres. En mi opinión, por falta de información. Quizás esto sí puede achacarse a Conselleria, porque en ningún momento pensamos que sea negativo. El avance lingüístico es positivo para todos”.
Antón recalca que “nadie va a dejar de aprender castellano o que se vaya a saber más inglés a cambio del valenciano”. El objetivo es que puedan salir con un nivel alto de las tres lenguas al acabar la etapa educativa. “Ni se pretende discriminar, ni marginar. Y, desde luego, no se ha chantajeado, se ha garantizado que se den las tres lenguas con igualdad”.

Dejando de lado
Para la edil de Compromís, “se ha llegado a un momento donde el valenciano se estaba dejando de lado. Se pretende que las tres lenguas se den en el colegio con un alto nivel, lo que beneficiará, por ejemplo, a la hora de presentarse a una oposición en la Comunidad Valenciana”.
Tampoco cree que se trate de una “catalanización” del modelo educativo, “más bien todo lo contrario. Allí se tiene una inmersión total. Este decreto elimina la inmersión, que era la línea en valenciano”. Anna Antón explica que el objetivo del decreto no es otro que el de “dar al valenciano la importancia que merece. Porque es lengua cooficial y, en muchos sitios, no se salía del colegio con un nivel óptimo del valenciano por culpa de las líneas”.
Considera, además, que se garantiza la integración efectiva, “porque se ha podido ver que en línea castellana había muchos más hijos de inmigrantes que en línea valenciana. Ahora todos tendrán las mismas oportunidades. Ahora, las niñas y niños saldrán con una certificación a coste cero”.
Finalmente, asevera que “el modelo de línea valenciana estaba agotado, con un sistema que segregaba. Eso es lo que intenta combatir este decreto”.

Lengua como instrumento
Para el Partido Popular, este decreto va más allá de las cuestiones estrictamente académicas “intentando convertir a la lengua en un instrumento donde se afiance una determinada forma de pensamiento y una determinada forma de entender y vivir la lengua”. Estamos en un sistema democrático, por lo tanto con derecho a decidir y este derecho a decidir libremente la educación que queremos para nuestros hijos “nos lo quieren quitar a través de un decreto sin participación de los docentes ni las familias”, asegura Miguel Zaragoza, añadiendo que “parece más bien que nos quieran dar un plato de lentejas o aplicar la ley del embudo, conceptos, estos dos, que no son nada democráticos, nada participativos y nada trasparentes. Una cosa es lo que se dice y otra lo que se hace. Harían bien en retirar este decretazo y sentarse de forma serena realizando un estudio detallado y consensuado”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

PACO CONEJERO: DOS AÑOS Y TODOS SIGUE IGUAL
Juan Bautista Pérez Martínez, ‘Batiste’ 11 de agosto
12ª CENA DE LA LUNA LLENA EN SANTA POLA
Manuel Arroyo Martín 11 de agosto
LA ASUNCIÓN DE MARÍA
Miguel Atencia 11 de agosto
ATENCIÓN, NIÑOS EN LA PLAYA
Eva María Ruiz Fernández 11 de agosto
LEVANTE Y SUS SOMBRILLAS
Miguel Rosa Morentes 4 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.