ENTREVISTA: Cristóbal Zaragoza Fernández. Doctor en Medicina y Cirugía.
 

Santa Pola nombra como “Hijo Adoptivo” a Cristóbal Zaragoza por su vínculo, trayectoria y humanidad

 
Viernes 19 de noviembre de 2021 0 comentarios
 

El pueblo de Santa Pola ha otorgado el reconocimiento de “Hijo Adoptivo” al doctor Cristóbal Zaragoza Fernández. Tras ser aprobado en el Pleno del Ayuntamiento de agosto, recibirá públicamente el nombramiento el día 12 de diciembre en el Baluarte del Duque.

El pasado 25 de agosto, el Ayuntamiento aprobó por unanimidad de todos los partidos políticos su nombramiento como Hijo Adoptivo de Santa Pola, pero por causas de la pandemia no se ha podido realizar el acto hasta ahora. Este nombramiento se propone como reconocimiento público y ciudadano, por razón a su vinculación continuada y llena de afecto a este municipio, junto con su trayectoria profesional que sirven al engrandecimiento del nombre de Santa Pola.

Orígenes
Cristóbal Zaragoza Fernández nace en el Palmar, Murcia, en el año 1951. Su padre Agustín Zaragoza era de Sevilla aunque posteriormente se trasladó a Madrid, su madre Isabel Fernández era de Murcia, donde se conocieron y se casaron. Llegó a Santa Pola con 5 años, primero estuvo viviendo en Tabarca ya que su padre era practicante y lo destinaron allí, aunque aproximadamente un par de años después se ubican en Santa Pola. Él es el mayor de 11 hermanos.

Infancia y juventud

Pasa su infancia, adolescencia y juventud en Santa Pola por lo que como él mismo indica “mi pueblo es Santa Pola” y más ahora cuando sea nombrado Hijo Adoptivo del municipio.

Desde niño comienza a trabajar, primero como chico de los recados del Juzgado de Paz, “me mandaban ir a por los bolígrafos, coger folios y llevar algún requerimiento a alguna casa”. Después trabajó cazando ranas para la farmacia Bonmatí, y posteriormente en la venta Vista Alegre, como pinche de cocina y camarero, combinando el trabajo con los estudios en el colegio de Don Ramón y en el Instituto Jorge Juan de Alicante. Y precisamente han sido los antiguos alumnos de Don Ramón los que han tenido la iniciativa de su nombramiento, iniciaron recogida de firmas y lo presentaron al Ayuntamiento.

Todos sus recuerdos de infancia, adolescencia y juventud, están en Santa Pola, y siempre los ha llevado consigo.

Partida a Valencia
Como nos cuenta Cristóbal, a los 20 años “con lágrimas en los ojos” partió de Santa Pola a Valencia para estudiar medicina, “en aquellos tiempos ir a Valencia como te puedes imaginar se tardaba unas 4 horas, era como si te fueras al extranjero. Yo allí no tenía familia, ni trabajo, ni nada. Me fui con una maleta que me compró mi madre en casa Laurean. Recuerdo que llevaba una maleta de cartón piedra, empezó a llover de estas lluvias que caen a final de verano, sorpresiva y de una forma brusca, luego salió el sol y como estábamos allí esperando el autobús de Tomasín, pues nos habíamos ido media hora antes, la maleta empezó a hincharse entre las gotas de agua que habían caído sobre el cartón piedra y el sol que le había pegado después. Entonces, mi madre fue corriendo a casa Laurean, me compró una maleta Tauro metiendo la maleta de cartón piedra dentro de la Tauro, y así me fui en el autobús a la central de autobuses de Alicante y de allí cogí otro hacia Valencia. Ahí empecé lo que ha sido mi vida, que ha sido la medicina. Empecé a hacer mi carrera y a ser fundamentalmente una persona, yo creo que primordialmente, feliz con mi profesión”.

Sentimiento santapolero

Cristóbal siempre ha llevado el nombre de Santa Pola y se ha sentido santapolero por muchas razones. Ese sentimiento le ha ayudado muchas veces, sobre todo “cuando he tenido bajones en mi función profesional o las cosas no te salen bien. Entonces me acuerdo de la tenacidad de los marineros y de la dureza de su trabajo”.

Se siente ligado a este pueblo, a toda su gente, a todos sus amigos de Santa Pola, y explica que “han pasado los años, nos hemos hecho mayores pero yo los he llevado siempre en el corazón”. Continúa teniendo buenos amigos en el municipio y afirma que “sí que sabía la gente que yo quería, pero que me quisiera tanta gente no lo sabía”.

Cada vez que está llegando a Santa Pola no puede evitar emocionarse cuando pasa por la venta Vista Alegre, ya que, como señalaba anteriormete estuvo trabajando allí mucho tiempo y fue lo que le permitió hacer el bachiller.

Tras el nombramiento “siente como tener ahora una madre y un padre, que es Santa Pola”, y afirma que este nombramiento “es una de las alegrías más importantes que he recibido en mi vida”.

La medicina

Se interesó por la medicina por influencias familiares, su padre, su abuelo, sus tíos y por Don Emilio, el médico de Santa Pola. También por el hecho de curar y de ayudar a la gente a recuperar la salud. Siempre ha tenido la tendencia social a colaborar y solidarizarse con el prójimo, “creo que una persona cuando nace tiene que hacer todo lo que pueda por la gente que tiene alrededor, pero no por razones religiosas sino por razones de humanidad” afirma Zaragoza.

Lo que más le gusta de su trabajo es la técnica quirúrgica, “pero sobre todo me gusta ayudar a los enfermos. la parte que más me ha satisfecho de mi vida ha sido la de poder dedicarme a intentar ayudar a los demás, por eso nunca he hecho cirugía privada siempre ha sido cirugía pública, ayudar a la gente que no son los poderosos económicamente”.

¿Si no hubiera sido médico qué sería?

Me hubiese gustado ser arquitecto, de hecho las reformas que he hecho en mi casa las hemos dirigido más o menos entre mi mujer y yo. Me gusta la arquitectura porque puedes hacer casas o diseñar casas en las que piensas que el propio diseño puede hacer feliz a la gente.

¿Un libro que recomendaría?

Pues es una reverberancia pero recomendaría “El médico”, de Noah Gordon, que es una de mis obras de cabecera, porque es el estímulo de un chaval con el que me siento parcialmente identificado, ya que su máxima aspiración es la de tener conocimientos, sobre todo y fundamentalmente porque se le muere su madre y él quiere intentar ampliar todos los conocimientos que pueda para tratar de ayudar al resto de la sociedad. Es un libro que siempre me ha impresionado y me ha gustado.

¿Una canción?

Eso lo tengo súper claro porque ha sido siempre mi acompañante desde la primera vez que la oí, Mediterráneo de Joan Manuel Serrat.

D. Cristóbal Zaragoza Fernández es Doctor en Medicina y Cirugía, con Premio Extraordinario de la Universidad de Valencia, Premio Nacional de la Real Academia Nacional de Medicina y Máster en Cirugía Laparoscópica por la Universidad de Montpellier (Francia). Jefe de los Servicios de Cirugía General y del Aparato Digestivo y Cirugía Mayor Ambulatoria del Hospital General Universitario de Valencia, siendo pionero a nivel nacional en cirugía mayor ambulatoria y cirugía mínimamente invasiva, y Cirujano-Jefe del Equipo Médico-Quirúrgico asistencial de la Plaza de Toros de Valencia, puesto por el que se le concedió en 2019 la Condecoración de Oro de la Generalitat al mérito policial.

ACTIVIDAD ACADÉMICA: A nivel nacional es académico de las Reales Academias de Medicina de la Comunidad Valenciana, Granada, Cataluña, Valladolid y de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, así como Académico de la Real Academia Nacional de Doctores de España. A nivel internacional es académico de la Academia Nacional de Cirugía de Francia, por la Universidad de La Sorbonne. Miembro del Consejo de Gobierno de la Universidad de Valencia y del Hospital General Universitario de Valencia.
Su ingreso en 2017 en la Real Academia de Medicina de Valencia supuso el reconocimiento académico por su excepcional liderazgo y contribución a la cirugía médica y a la atención al paciente. Fue también un reconocimiento a su prestigio internacional, a su autoridad y a su excepcional contribución a la práctica de la cirugía médica por el avance en el tratamiento de la cirugía mayor ambulatoria.
Es miembro de 40 Sociedades Científicas Nacionales e Internacionales y de Comités Científicos, y Presidente del Comité Científico y Miembro Fundador de la Asociación Española de Cirugía Mayor Ambulatoria (ASECMA).

PREMIOS Y DISTINCIONES: Cuenta con 44 premios de investigación, siendo de los últimos el Premio a la Excelencia Docente como mejor profesor en la XXIV Edición de los Premios Universitat-Societat del Consell Social de la Universitat de València, cuyo acto de entrega fue en mayo de 2021 y el Premio a la Excelencia Profesional en Innovación e Investigación en la V Edición de los Premios de la Unión Profesional de Valencia, ambos de 2020.
Fue seleccionado en 2003 y 2001 para formar parte del repertorio “Who’s Who in Science and Engineeering” que es un repertorio internacional de biografías profesionales, limitado a aquellas personas que han alcanzado algún logro sobresaliente en sus áreas de trabajo o investigación y con ello han contribuido a la mejora de la sociedad contemporánea, y que han revolucionado la ciencia y la tecnología con sus aportaciones.

ACTIVIDAD DOCENTE: Profesor y Miembro del Departamento de Cirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia, Coordinador y tutor de los estudiantes de Medicina procedentes de Universidades Europeas y Extracomunitarias, Profesor de incontables cursos sobre cirugía mayor ambulatoria y enfermería, cuidados paliativos, cirugía mínimamente invasiva, profesor de cursos de doctorado, profesor de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, Director y Profesor de Masters en “Cuidados de enfermería en el proceso quirúrgico”, Profesor-Instructor, Moderador y Director de Jornadas médicas relacionadas con la cirugía. Profesor y Miembro Fundador de la Euromediterranean School of Endoscopic Surgery (EMSES) conjuntamente con las Universidades de Montpellier, Catania y Atenas; en resumen su actividad docente se plasma en más de 170 cursos.
Ha dirigido y coordinado numerosos proyectos de investigación, ensayos clínicos y ha dirigido varias tesis doctorales y trabajos de fin de grado.

BECAS DE INVESTIGACIÓN: Destacan las del Programa “Leonardo da Vinci” para Investigación y Docencia Quirúrgica.

TRABAJOS CIENTÍFICOS Y COMUNICACIONES: Los artículos publicados en las revistas científicas son 138 y las comunicaciones-ponencias presentadas a Congresos, Cursos y Jornadas nacionales e internacionales superan con creces los 500 trabajos.

PUBLICACIONES: 138 artículos publicados en revistas científicas, 26 libros y más de 100 capítulos de colaboraciones en libros.

FORMACIÓN: Su actitud de profesional entregado a su profesión no le ha impedido la formación continuada desde 1975 hasta 2020 inscribiéndose en más de 150 cursos a realizar por toda España y Europa.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 

 

CARTAS AL DIRECTOR

A LAS TRABAJADORAS SOCIALES DE SANTA POLA
Carlos A. Pinto 23 de diciembre de 2020
A ROBERTO LÓPEZ
María del Carmen López Pomares 23 de diciembre de 2020
CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre de 2020
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre de 2020
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo de 2020

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.