DÍAS DE FERVOR
 

Santa Pola despide sus Fiestas con devoción a su Patrona: La Virgen de Loreto

 
Viernes 9 de septiembre de 2016 0 comentarios
 


Nueve años de aperturismo. Así podría titularse el paso de José Navarro, don José, el cura-párroco de Santa Pola que tuvo su último acto oficial ayer y que se despide de la localidad este sábado, en la Parroquia, a las 20.00 horas, dando paso a sangre joven.
José Navarro dice adiós a sus últimas fiestas patronales en Santa Pola y, al echar la vista atrás afirma con emoción que estos últimos “han sido días muy bonitos. Una de las cosas más bonitas es ver cómo han impregnado las palabras y ver que no han sido nueve años inútiles”, en referencia al periodo que cierra como cura-párroco.
Aunque lleva desde febrero con su nueva tarea como vicario episcopal, es este sábado cuando oficialmente deja la parroquia de Santa Pola para centrarse en sus nuevas tareas, que no son pocas como “ser responsable de la marcha de todas las parroquias, de los sacerdotes y representar al obispo en los actos en que no pueda estar”, acciones todas ellas que requieren la mano izquierda, la seriedad, pero también el sentido del humor y la humanidad que ha demostrado estos años en la villa. Además será párroco de Nuestra Señora de Gracia, una parroquia “grande en la que, como aquí, tendré ayuda de otros sacerdotes”.

Más abierto
“He intentado dar a la Iglesia de Santa Pola un carácter más aperturista y crear amistad y fraternidad”, sostiene Navarro.
Y lo ha conseguido gracias a su tenacidad y buen hacer. De Santa Pola se lleva algo que valora: “El sentimiento de un pueblo en el que se está a gusto. No sé si es algo que da el mar, el sol, los visitantes, las personas... Es un ambiente muy favorable tanto con los de dentro como con los de fuera”, y ése será el recuerdo que le quede de la villa.

Fervor popular
Más allá de la emotiva despedida de una gran persona, hay que reseñar que, cada año más, la Ofrenda Floral ha supuesto un punto extra en cuanto a la concentración de fieles. En esta ocasión, se quiso echar la vista atrás y abrir la mano a los ramos de todos los colores. De esta manera, se ha vuelto a ver el arco de la Capilla de la Virgen de Loreto en todo su esplendor: con un crisol de colores (porque la Madre de Dios no entiende de tonos y todos son hijos suyos). Acto seguido, el Grupo de Danzas Sal Marinera quiso poner sabor tradicional a una noche que, como se indica en la página siguiente, cerró la Coral Levantina con la Serenata.

Ayer jueves, centenares, miles de ciudadanos quisieron sumarse a la procesión. Abarrotadas estaban las calles aledañas y, ya no hablemos, la puerta del Castillo. Todos esperando, anhelantes, la salida de la Mare de Déu de Loreto. Lágrimas, emoción contenida, aplausos... mucha es la devoción de este pueblo marinero con su Alcaldesa Honorífica, pues siempre protege a sus hijos.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Despilfarro de agua
Miguel Ángel Bermúdez 15 de septiembre
PROFES DE RELI UNIDOS
Profesores de Religión de la Provincia de Alicante 15 de septiembre
LAS DOS, LAS TRES
Bernardino Gago Pérez 11 de septiembre
LAS VÍCTIMAS SON NECESARIAS
Pedro Morante Gutiérrez 11 de septiembre
IN MEMORIAM
Vicente Luis Valero 1ro de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.