ELECCIONES GENERALES Y AUTONÓMICAS 2019
 

Sánchez gana, Podemos y nacionalistas condicionan, y la derecha acusa la fragmentación

 
Lunes 29 de abril de 2019 0 comentarios
 


Con el 99,48% de los votos escrutados a nivel nacional, no hay sorpresas a la tónica que se ha impuesto desde que se ofrecieron los primeros datos electorales. El PSOE, con 123 escaños, 7.446.729 votos, un 28,69% del total, es el claro ganador de unos comicios adelantados y, aún con todas las opciones de pactos en el aire, Pedro Sánchez tendrá por delante al menos cuatro años como presidente del Gobierno. 38 escaños más (partía de 85 conseguidos en 2016) le abren la puerta a una investidura, al menos por mayoría simple si hay las suficientes abstenciones.

El Partido Popular ha sido el gran damnificado por la segmentación de voto de la derecha y centro-derecha del espectro político. Se ha dejado en el camino más escaños de los que ha conseguido. A estas horas de la noche, sólo sumaban 66, habiendo perdido 71, más del cincuenta por ciento, pues en las anteriores se llevó a Génova 137 diputadas y diputados. Aun así, le han apoyado 4.330.722 personas en las urnas, siendo la segunda fuerza más votada y abriéndoles la posibilidad de liderar la oposición.

Ciudadanos ha registrado una fuerte subida, adelantando a Unidas Podemos, el ‘sorpasso’ de la jornada. Con 217.118 votos menos que el Partido Popular (4.113.604), se posiciona como el tercer partido dentro del hemiciclo madrileño, consigue 57 diputados y registra un alza de 15 (32, en 2016).

Podemos y sus distintas confluencias agrupan a un total de 42 diputados, 3.714.267 votos, un 14,34% del total. 57 diputados consiguieron en 2016, 15 menos, exactamente el mismo número que subía Ciudadanos. Pese al resultado, los de Pablo Iglesias se configuran como el socio principal de cara a un nuevo gobierno. Aún demasiado pronto para saber si será a través de un gobierno de coalición (con ministros representados en el gabinete de Pedro Sánchez), un pacto de legislatura (con apoyos puntuales, pero fuera del gobierno) o un pacto de investidura (fuera del gobierno, sin apoyos garantizados, pero con la abstención en la elección de presidente).

La otra gran noticia de la jornada han sido los 24 escaños de Vox. Un 10,26% de los electores le han otorgado su confianza al partido liderado por Santiago Abascal. Pese a esta entrada con fuerza, las confluencias del espectro de la derecha no llegan a un “pacto a la andaluza” para echar a Pedro Sánchez del Gobierno.

Gran importancia ha tenido el ascenso de las fuerzas nacionalistas. ERC pasa de 9 a 15 diputados; JxCat consigue 7; PNV sube 1, y se sitúa en 6; Bildu dobla su resultado de 2016, de 2 a 4 diputados. Compromís, que se ha visto damnificado por su presentación en solitario al Congreso, tiene 1 diputado; Coalición Canaria dobla, y llega a los 2 escaños; el PRC cántabro entra con 1 y la confluencia del PP en Navarra, NA+, 2. Todos los mencionados, 38 escaños en total, serán vitales en la dinámica de pactos y apoyos para, por ejemplo, sacar adelante cualquier Ley Orgánica (necesaria la mayoría absoluta, 176).

La participación ha sido la otra clave de la jornada. Un 75,75%, 26.229.003 personas han acudido a sus respectivos colegios electorales, 9,27 puntos más que en 2016 (66,48%).

De momento, quedan así los números generales, a la espera de realizar un análisis más en profundidad.

Alicante
De los doce diputados que estaban en juego en la provincia de alicante, 4 han ido a parar a manos del Partido Socialista, 3 al Partido Popular, 2 a Ciudadanos, 2 a Podemos y 1 a Vox. En porcentajes, el PSOE da la vuelta a la tortilla y pasa de 2 a 4 diputados, un total de 28,26% de los votos válidos emitidos.

El Partido Popular pierde la primera posición, pasando de 5 a 3, un 19,56% de los votos válidos. Por su parte, Ciudadanos no varía el resultado, y se mantiene en 2 diputados, un 19,36%, a tan solo un 0,20% de diferencia de los populares, 1.861 votos de diferencia (aquí hay que apuntar que el último diputado lo consiguió el PP, quedándose la candidatura más próxima a 1.862 votos).

Podemos pierde 1 diputado por Alicante, pasando de 3 a 2, un 13,89% de las papeletas válidas. Suma 126.350 votos. A muy corta distancia en votos, pero con la mitad de diputados, a Vox le ha costado su representante en el Congreso un total de 114.335 votos (12.015 votos menos que Podemos).

Compromís, con la nada desdeñable cifra de 30.687, se queda fuera del reparto de escaños. De haber sumado con Podemos, habrían obtenido 157.037. En este caso, les podría haber penalizado el concurrir por separado.

La participación ha sido del 74,89%, menos de un 1% por debajo de la media española. La abstención se ha mantenido en el 25,11%.

Santa Pola
Aunque la abstención ha sido sensiblemente mayor que en la provincia, un 28,08%, se han recordado las cifras que daban para santa pola casi una abstención del 40%. Los santapoleros se han animado a votar por la tarde y ha sido un 71,92% del censo convocado el que ha acudido a las urnas.

El dato más destacable del comportamiento en estas elecciones nacionales dentro de la villa marinera es que el PSOE ha conseguido dar la vuelta a la tortilla electoral, pasando de un 18,79% a un 24,60% de voto, situándose así como primera fuerza. El PP, que casi rozaba el 40% en 2016, se sitúa ahora en el 21,66%, a escasos 500 votos de diferencia del PSOE (3.802 del partido de la rosa, frente a 3.347 del PP).

Ciudadanos también se nutre del descenso popular, aunque en menor medida. En 2016, consiguió un 15,99%, y sube ahora, 2,9 puntos, hasta el 18,89% (2.919 votos en total). Es Vox quien ha protagonizado la auténtica sorpresa local, consiguiendo una media cinco puntos superior a la nacional. Un 15,30% del electorado local se ha inclinado por Santiago Abascal, 2.364 personas en total.

Muestra de que la fragmentación de voto de la derecha es palpable es que, pese a la victoria de Pedro Sánchez a nivel nacional y la más que segura repetición del Pacto del Botànic a nivel autonómico (su escrutinio va lento), las derechas suman un total del 55,85% de los votos válidos emitidos.

Unidas Podemos queda por detrás de Vox en la villa marinera, a 143 votos de diferencia. Un total de 2.221 hacen un 14,37% del total. Compromís, pese a tener tres concejales a día de hoy en el Pleno santapolero, sólo cosechaba 341 votos, un 2,21%.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

CUANDO SE ATACA LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS
Roque Miguel Alemañ Bonet 24 de mayo
EL TRANSFUGUISMO ES LA MAYOR CORRUPCIÓN POLITICA
Antonio Sempere 24 de mayo
INFORMACIÓN Y TRANSPARENCIA
Xesco Franco 17 de mayo
¿Y el alcantarillado pa cuándo? La subvención de Diputación termina en agosto 2019
Gema Pérez Lledó 17 de mayo
LOS NUEVOS POLÍTICOS
Pedro Morante Gutiérrez 3 de mayo

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.