INVESTIGACIÓN EN CURSO
 

¿Quién escondió y rescató a la Virgen? La cuestión será desvelada en 2017

 
Viernes 9 de diciembre de 2016 0 comentarios
 

Sobre la Virgen de Loreto mucho se ha escrito y hablado, pero poco ha trascendido sobre sus avatares en los inicios de la Guerra Civil. A falta de la recopilación de conclusiones definitivas, el Periódico Santa Pola ha contactado con las personas responsables de un nuevo estudio en el que se pretende arrojar luz sobre el deterioro de la talla original.
Tal y como comentaban al medio, se apunta a los primeros momentos de la Guerra Civil. Sería por aquel tiempo cuando un miembro de la CNT de Elche, enterado de la devoción que las gentes de Santa Pola sentían hacia su Patrona, amenaza con venir a la villa y destruir la imagen.
Enterados algunos miembros del Frente Popular (una unión de izquierdas que gobernaba el pueblo) del peligro que corría la Virgen, avisan a los vecinos. Varias decenas de personas se congregan en secreto frente a la ermita del Castillo, tanto para proteger de un posible ataque, como para estudiar la posibilidad de trasladarla a un lugar seguro.

Fuera del Camarín
Uno de estos vecinos accede al Camarín de la Virgen, separa el paño que la cubría (en aquella época no se exhibía al público, salvo para su Procesión o en caso de naufragios), coge la imagen y la saca de la capilla. Envuelta en una mantas, sale del Castillo. Escasos minutos después de abandonar el Castillo, aparece el mencionado dirigente de la CNT, acompañado de otros, irrumpe en la ermita y exclama: “¡Si tan milagrosa eres, a ver cómo te libras de esto!”. Y pega tres tiros contra el paño que cubría la imagen.
Bien sea por fortuna, bien sea por una de las muchas acciones maravillosas que obra esta pequeña pero gran Virgen, éste dirigente no tiene a bien descorrer el paño, con lo que piensa que la Virgen de Loreto está destruida.

Se pierde la pista
Aquí se empieza a perder la pista, no estando muy claro dónde queda escondida. Un hecho que revelará este trabajo, a publicar dentro de no mucho tiempo. Lo que sí es cierto es que, viendo que aumentaba el peligro de serles arrebatada la imagen, los vecinos deciden protegerla tirándola a un pozo.
Tras pasar la amenaza, finalizada ya la Guerra, rescatan a la Virgen de Loreto, con la mala suerte de que, al ser su talla de alabastro, tanto la cabeza de la Madre como la del Niño Jesús están destruidas por efecto del agua. Contando con fotografías, la talla se lleva a restaurar a Valencia, alrededor de 1939. Tras su restauración, los santapoleros pueden venerar la imagen que en la actualidad tenemos.

¿Dentro de un bombo?
A grandes rasgos, ésta es la línea de investigación que sigue el trabajo. Aunque no es la única versión. Por otro lado, Margarita Sebastián López nos cuenta que su abuelo, Rafael ‘El Tadeo’, escondió la imagen de la Virgen en su bombo, el Bombo del Tadeo, que a día de hoy puede contemplarse en el Centro Cívico. Según narra Margarita al medio, “mi abuelo fue avisado por el sereno, cogió a la Virgen y, escondiéndola en el bombo, pasó éste a una de las vecinas que vivían en una caseta del Castillo. Esta vecina, viendo que buscaban sin parar a la Virgen, decidió echarla a un pozo para protegerla. Mi abuelo fue uno de los que sacó a la Virgen del pozo y la llevó de nuevo a su ermita”.

Muchas versiones
Éstas son sólo dos de las muchas historias que rodean a la Virgen de Loreto, a su desaparición en la Guerra Civil y su posterior rescate. Sin duda alguna, en todas ellas confluyen un gran amor hacia la Patrona, poniendo en peligro la integridad y la vida de aquellos que desearon protegerla.
El grupo de trabajo que prepara este estudio histórico, que esperan vea la luz el próximo año, recoge incluso una de Ramón Candelas Orgiles (dentro de su obra ‘Las ermitas de la provincia de Alicante), que llega a decir: “Un vecino se la llevó, la vistió de gitana, teniéndola como una muñeca decorativa toda la contienda”.
Declara el grupo que su trabajo “pondrá, por fin, fecha a este episodio de nuestra historia que ha estado siempre un poco diluido y dará a conocer, con nombres y apellidos, a todos aquellos que se jugaron el cuello por la Patrona.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 
 

CARTAS AL DIRECTOR

PACO CONEJERO: DOS AÑOS Y TODOS SIGUE IGUAL
Juan Bautista Pérez Martínez, ‘Batiste’ 11 de agosto
12ª CENA DE LA LUNA LLENA EN SANTA POLA
Manuel Arroyo Martín 11 de agosto
LA ASUNCIÓN DE MARÍA
Miguel Atencia 11 de agosto
ATENCIÓN, NIÑOS EN LA PLAYA
Eva María Ruiz Fernández 11 de agosto
LEVANTE Y SUS SOMBRILLAS
Miguel Rosa Morentes 4 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.