PARTIDO POPULAR
 

Nueva sede con la vista en la Alcaldía

 
Viernes 17 de marzo de 2017 0 comentarios
 

La presidenta del PP de Santa Pola, Encarnación Mendiola, quiso abrir el acto de inauguración dando las gracias a la que será la primera presidenta del PP autonómico, Isabel Bonig. “Gracias porque llevas una jornada maratoniana”, afirmó, “pero la política es así y agradezco muchísimo el esfuerzo”. Fue la misma Mendiola quien, antes de dar paso a las intervenciones de Pepe Ciscar, presidente del PP provincial, e Isabel Bonig, destacó el valor de una nueva sede, a pie de calle, “en la misma calle con la que conseguimos llegar a la Alcaldía con Miguel Zaragoza. Esperemos que nos de buena suerte”.

Ciscar también celebró que cada vez es mayor el número de mujeres que forman parte del partido, así como la inauguración de una nueva sede, “porque venimos de una situación muy complicada, muy difícil. Poco a poco hemos ido remontándolo poco a poco y, ahora, el partido está en ebullición, preparándose para ganar las próximas elecciones y recuperar alcaldías”.

Ese resurgir viene marcado por la regeneración, “abanderado por Isabel Bonig”. Así cedió Ciscar el turno de palabra a la presidenta autonómica, quien destacó que “después de los momentos duros, se abre una nueva etapa”. Un momento que está liderado por mujeres y al que se ha llegado gracias al enorme trabajo de la mujer, “un trabajo no recompensado y reconocido, entre todos, para conseguir una sociedad mejor”.

Alabó el hecho de que la sede estuviese a pie de calle, “visible, no escondida. El PP ha estado un tiempo escondido, porque lo entendía. Después de una situación complicada, de gente del partido que no ha estado a la altura”, que ha provocado que muchos miembros tuvieran que salir a la calle y escuchar cómo, al decir dónde militaban, “escuchasen corrupto, sinvergüenza, ladrón… y a uno le hacía pensar que no tenía nada que ver con él, porque lo único que he hecho toda mi vida ha sido trabajar”.

“Si nos hemos mantenido ha sido porque la gente ha estado ahí”, muestra de esa resistencia es que, a día de hoy, el PP tiene sedes en los 542 municipios de la Comunidad Valenciana. “No podemos estar toda la vida pidiendo perdón”, resaltó Bonig, “y ha llegado el momento de mirar hacia el futuro, abriendo sedes sin miedo. Porque estas paredes son limpias y cristalinas, con vinilos de lo que ha hecho el PP, el mejor alcalde que ha tenido Santa Pola”.

Incidió especialmente en el hecho del respeto a todo el mundo, “tanto los que opinan igual como de forma distinta. La diferencia es que nosotros defendemos nuestras ideas, pero respetamos. No nos importa con quien se acueste uno, a quién bese uno, a qué dios rece o a quien vote. Estoy segura de que cualquier persona que entre por esta puerta será atendida con respeto y la gente del PP se dejará la piel por ayudarlo. Aunque esa persona ni comparta nuestros principios ni vote al PP. Esa es la diferencia entre nosotros y el resto”.

Quizás, como si fuera algo profético, muestra del bajo talante democrático de algunos y de su escasa capacidad para aceptar la libertad de expresión, a las pocas horas de cerrar el acto, en la nueva sede del PP local aparecía con una pintada en su fachada: “Hijos de puta!!”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

UNA TARDE CON JOSÉ IRALA VIDAL
Margarita Tomás López 18 de agosto
PEDRO SÁNCHEZ Y EL CIS
Pedro Morante Gutiérrez 18 de agosto
SOMBRILLAS VOLADORAS
Pedro Morante Gutiérrez 18 de agosto
PACO CONEJERO: DOS AÑOS Y TODOS SIGUE IGUAL
Juan Bautista Pérez Martínez, ‘Batiste’ 11 de agosto
12ª CENA DE LA LUNA LLENA EN SANTA POLA
Manuel Arroyo Martín 11 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.