SEGURIDAD CIUDADANA
 

Ni todo lo que se ve en la red es cierto, ni todos son de fiar

 
Viernes 7 de abril de 2017 0 comentarios
 

La Guardia Civil de Almoradí ha detenido en Cartagena al autor de una serie de amenazas, de explícito carácter sexual, proferidas a una menor de edad, de 11 años, la cual se veía obligada a enviarle fotografías desnuda y semidesnuda, ante el miedo de que éste difundiera, por otras redes sociales, imágenes que ya tenía de ella previamente, intercambiadas en conversaciones privadas (vía chat). La Guardia Civil aconseja a los mayores de edad, que tengan un especial cuidado y atención del uso que los menores a su cargo hacen de sus teléfonos móviles y del peligro de su participación en este tipo de chats.
Es fundamental que los adultos seamos conscientes de la gran responsabilidad que le estamos atribuyendo a un menor, en el momento en que le regalamos su primer teléfono móvil, por ejemplo, hecho que cada vez se produce a edades más tempranas y, cuanto más corta es la edad del menor, mayor control hay que realizar sobre el uso que éste hace de él.
Es recomendable que se configuren las opciones de seguridad del propio teléfono móvil, como el control parental y el bloqueo del acceso a webs y aplicaciones de contenido inapropiado para esas edades.Además de los aspectos que los adultos “podemos manejar” directamente, hay otros que se escapan a nuestro control, como los momentos en los que el menor está solo con su dispositivo, por ejemplo. Aquí es fundamental que hayamos informado previamente a los menores de los peligros que supone navegar por los diferentes chats y aplicaciones de mensajería instantánea de internet, donde cualquiera puede inventarse una identidad. Hay que hacerles entender que no todo lo que ven en la red es cierto, ni toda la gente que puedan conocer es de fiar, ya que pueden no ser quien dicen ser, por lo que hay que inculcarles un especial cuidado y mentalizarles de que extremen precauciones a la hora de relacionarse con estas “nuevas amistades” conocidas en este tipo de chats.
Finalmente, y lo más importante, hay que darles la confianza a los menores para que le cuenten a sus padres, o cualquier mayor de edad de su entorno, cualquier detalle extraño que observen, es decir, que sean capaces de comunicar abiertamente todo aquello que les ocurra, como por ejemplo, si creen que pueden estar siendo víctimas de algún tipo de engaño o estar sufriendo amenazas de cualquier índole.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Playas en Santa Pola
Miguel Ángel Gómez 1ro de diciembre
Servicios bancarios, cada vez menos
Miguel Ángel Bermúdez 1ro de diciembre
Supresión de estacionamientos para discapacitados
Virgilio Gómez Arjona 17 de noviembre
Separatismo
Manuel Arroyo Martín 7 de noviembre
Lo que debe hacer Puigdemont
Pedro Morante Gutiérrez 7 de noviembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.