SEMANA SANTA 2017
 

Más afluencia en las procesiones del inicio de la Semana Santa local

 
Miércoles 12 de abril de 2017 0 comentarios
 

Miles de personas se congregaron en la glorieta para participar de uno de los actos más entrañables de toda la Semana Santa de la villa marinera: La Procesión de las Palmas (también conocida como Domingo de Ramos).
Un acto donde los niños fueron los grandes protagonistas pues, en este señalado día, tal y como marca la costumbre, hay que “ir de estreno”, bien sean zapatos, vestidos, camisas. Una tradición que, junto con la procesional palma o la rama de olivo (que gracias a las estivales temperaturas ya van echando flor), ayuda a aupar esta joven Pascua santapolera.
Si hablamos de tiempo, se prevé que, al menos hasta el jueves, los días y noches que están por llegar sean más que benignos. Bueno tanto para los fieles que se congregarán en los distintos actos y procesiones como para aquellos visitantes que acudan a disfrutar de nuestro sol y nuestras playas (aunque cabe recordar que una cosa no quita la otra, animándoles a todos a que formen parte de la semana grande de la fe).
De hecho, estamos ante la semana más importante para el orbe católico. Semana de raíces y tradiciones, algunas de lo más marinero, que nos unen como pueblo, cargándonos de significantes y significado. De hecho, el Domingo de Ramos es la única procesión que recogen como tal los Evangelios, y así lo dio a conocer el párroco, Lucas Galvañ (quien también aclaró a los presentes que la bendición de las palmas viene a través del rezo, no del agua, por lo que no era necesario agolparse ante la tarima situada. Jesús entró a lomos de un borrico en Jerusalén para “salvarnos a todos”. De hecho, y es algo que se ha podido ver a lo largo de la historia, el hombre ha podido encontrar el sentido a su existencia teniendo como referencia la vida de Jesús de Nazaret, “que por nosotros vivió la Pasión, Muerte y Resurrección”.
La sociedad en la que vivimos, el mundo, siente en sus propias carnes los efectos de ira, la envidia, la incompresión y la opresión. Pasión y muerte. Todo lo que angustia y quita la dignidad al ser humano. Por este motivo, la Semana Santa es una buena oportunidad para poder reflexionar y sacar conclusiones.
Antes de arrancar el peregrinar en romería, precedidos por la banda de Cornetas y Tambores del Jesús Triunfante, y mencionando el encuentro del borrico y la aclamación de un pueblo “que alfombraba el camino con sus mantos y, cuando se acercaba la bajada del Monte de los Olivos, la masa de los discípulos se puso a alabar a Cristo, diciendo: Bendito el que viene como Rey en nombre del Señor. Paz en el cielo y Gloria en lo Alto”, se bendijeron las palmas.

Convocatoria y Encuentro
Un año más, la procesión de la Convocatoria, recogida, silenciosa y marcada por el rezo y la devoción, sirvió como anuncio y preparación a la feligresía de la llegada de días importantes. No se pudieron conseguir, lástima, los clarines que tanto se desean para abrir el paso, pero la devoción de los participantes suplió con creces la espectacularidad.
Espectáculo y aplausos no faltaron en el Encuentro de ayer martes entre Nuestro Padre Jesús Nazareno (con su particular zancada que quita la respiración a quienes la contemplan) y la Santa Mujer Verónica, de lento y solemne procesionar. El Nazareno, además, estuvo acompañado por la banda de tambores liderada por Francisco Carrillo, y que cada año estrena “toques” y ritmos, haciendo de este acto un momento aún más solemne.

 
 

Portafolio

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

De la Venus de Willendorf a la Nancy
Antonio Baile Rodríguez 23 de junio
PIEZAS DE LA HISTORIA NO CONTADA
Vicente Sempere Orts 16 de junio
¡OJO, PELIGRO!
Miguel Ángel Bermúdez 16 de junio
GRACIAS AL IES SANTA POLA
Cristina Caballero González 16 de junio
INDIGNANTE
Isabel García Revenga 16 de junio

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.