COMERCIO
 

Los comerciantes piden parar la construcción y apertura de Aldi

 
Viernes 14 de julio de 2017 0 comentarios
 

La Asociación de Comerciantes de Santa Pola, apoyados por la Federación Alicantina de Comerciantes (Facpyme) y la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunidad Valenciana (Covaco), han pedido que revoquen la licencia de la que será futura tienda de Aldi en Santa Pola, ubicada en la calle Levante (frente a Carrefour).
Recuerdan que el Sector RP-2, donde está ubicada, se diseñó en el planeamiento municipal para compatibilizar el uso residencial con el comercial, a fin de crear un conjunto equilibrado que permitiera a los vecinos cubrir buena parte de sus necesidades diarias en el nuevo barrio que se creaba.
Desde el punto de vista de la estructura comercial, el plan también quiso compatibilizar distintos niveles de servicio, asignando parcelas de uso exclusivo comercial de diversos tamaños. Se creaban, además, en las manzanas residenciales dos pequeñas reservas comerciales destinadas a uso comercial aislado y a uso comercial integrado en la propia edificación.
Con este esquema, la ordenación urbanística cubría la práctica totalidad de las tipologías, desde la gran superficie en una parcela central del sector (que hoy en día es Carrefour), pasando por las medianas superficies en parcelas exclusivas, llegando por fin al comercio de proximidad, integrado en los propios edificios de las viviendas.
Con este objetivo se pretendía cubrir todo el espectro de oferta y crear en la entrada de la población un verdadero barrio que permitiese a sus nuevos habitantes satisfacer buena parte de sus necesidades de consumo en su entorno más cercano.

Contraviene la ordenanza
Sin embargo, consideran que la construcción de la futura nave que albergará Aldi contraviene la ordenación urbanística vigente, solicitando al Ayuntamiento que “fiscalice lo actuado”. De hecho, piden que promueva la suspensión cautelar de la licencia por los hechos anteriormente relatados y porque afecta al pequeño comercio, “ya que la creación de ese polo comercial, con un acceso y comunicación privilegiados, va a provocar la disminución de entrada de clientes al centro urbano, afectado ya por el reciente plan de humanización, perjudicando así a más de 585 pequeños comercios, que son la base del 85% de la economía local”.
En tercer lugar, solicitan que se audite la tramitación de este expediente, “para ver si ha existido una apreciable celeridad con respecto al resto de las solicitudes de licencias que se efectúan desde el pequeño comercio”, para el que reclaman, “al menos, idéntico tratamiento”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.