INFRAESTRUCTURAS
 

Las cámaras de videovigilancia convertirán a Santa Pola en un “Gran Hermano” según el PP

 
Viernes 19 de octubre de 2018 0 comentarios
 

El Partido Popular hace referencia a la expresión ‘es que no lo puedes hacer peor ni a propósito’ para referirse a las actuaciones que lleva a cabo el actual equipo de gobierno pues, para el grupo popular el cuatripartito no asume las conseciencias de sus accciones y tampoco distingue cuándo están bien o cuándo mal. “En Santa Pola nos hemos encontrado en los últimos tres años con una situación que ha perjudicado gravemente los intereses de nuestro pueblo. No sólo que el equipo de gobierno sea como especie de “patchwork” hecho de partidos que no tienen gran cosa en común (excepto unirse para que no gobierne el Partido Popular) sino que han tenido que contar con la inestimable cooperación de dos personajes salidos de las filas de Ciudadanos (a cuyos votantes engañaron), ambos de apellido Soler, y que fueron los primeros concejales tránsfugas de España en la presente legislatura”, así explica el PP lo que es el actual equipo de gobierno.
Además, para los populares lo que mal empieza mal acaba, y es que comparan la idea que tuvo Paco Soler de instalar cámaras de videovigilancia por las calles de la localidad como un “Gran Hermano santapolero”, donde aseguran que quería vigilar a los ciudadanos y convertirlo en una fuente de ingresos para el Ayuntamiento a través de las multas y sanciones a aquellos conductores que se confundan con las señales y crean que todavía se puede circular por las calles peatonalizadas. Los populares afirman que el concejal puso como requisito indispensable para aprobar los presupuestos de 2018 que se asignara una partida presupuestaria para la instalación de las cámaras en el centro. Comentando que “para el señor Soler es poca cosa 60.000 euros del ala (diez millones de las antiguas pesetas, solo)”.
Desde el Partido Popular explican que no están de acuerdo con la acción de instalar cámaras de videovigilancia por las calles de Santa Pola, ya que ellos jamás se hubiesen sometido a un “chantaje de tal calibre porque el fin no justifica los medios y el recorrido temporal de esas cámaras va a ser muy corto”. En cambio, desde el Grupo Municipal Popular explican que en el año 2015 dejaron presupuestadas la instalación de cámaras de seguridad tanto en los colegios como en los edificios públicos de la localidad, puesto que, bajo su punto de vista, es donde hacen realmente falta. Creen que al tratarse de un proyecto del PP la alcaldesa, Yolanda Seva, junto con sus concejales delegados no lo realizaron y dejaron perder esta actuación.
El PP considera que es más importante que la Policía Local vigile los accesos a los colegios de los hijos e hijas de la localidad antes que ir detrás de “conductores despistados con ánimo recaudatorio”. Los populares no quieren un “gran hermano” en Santa Pola. No quieren que haya cámaraas para vigilar a los ciudadanos, pues jamás pagarían dicho precio “para mantener el sillón. Pero claro, hay que tener principios y el equipo de desgobierno no los tiene. Lo que sí tiene es un final que vendrá muy pronto. Tic Tac. El tiempo se les acaba para su desgracia y para tranquilidad del resto de los santapoleros y santapoleras”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

AUMENTO DEL SALARIO MÍNIMO
Pedro Morante Gutiérrez 16 de noviembre
SANTAPOLEROS DE BUENA FE
Pedro Pérez Jerez - Vilero - 16 de noviembre
A BUENAS HORAS
Pedro Morante Gutiérrez 16 de noviembre
MAL ESTADO DE EDIFICIOS
Paquita Durá Mollá 16 de noviembre
MALOS OLORES
Miguel Ángel Bermúdez 16 de noviembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.