8 DE MARZO
 

La igualdad salarial, la violencia machista y el trabajo doméstico, fueron las protagonistas

 
Viernes 16 de marzo de 2018 0 comentarios
 

El pasado 8 de marzo a las doce del medio día, se realizó un acto constitucional para defender los derechos de la mujer delante del Ayuntamiento de Santa Pola, en el que se reunieron todas las personas del municipio que quisieron dejar clara su postura ante una igualdad real. En el acto se pudieron ver pancartas como “Queremos. Somos igualdad”, y la del C.M.F.P.A. que clamaba así “Contra la violencia machista, la brecha salarial… VIVAS. LIBRES. UNIDAS. IGUALDAD”. En el ambiente se vivió el feminismo que se desprendió tanto de hombres como de las mujeres que estaban allí reunidas, disfrutando de una banda sonora de fondo con canciones sobre temática que ensalzaban la igualdad de la mujer en la sociedad.
Una vez llegó la hora señalada en la cita, tomaron la palabra diferentes trabajadoras y trabajadores del Ayuntamiento que quisieron participar para dar voz a aquellas mujeres que no la tienen, a través de una serie de lecturas en las dos lenguas oficiales del municipio en las que la igualdad en la brecha salarial, la violencia machista y el reconocimiento del trabajo doméstico fueron las protagonistas. Se dejó claro que todavía queda mucho por hacer “nosotras seguiremos luchando. La solidaridad es nuestra arma, es la acción multitudinaria la que nos permite ir para delante. La fecha del 8 de marzo es nuestra, internacional y reivindicativa. Hoy las mujeres de todo el mundo estamos convocadas a la huelga feminista”, clamaba una trabajadora del Ayuntamiento.
Se recordó a todas aquellas mujeres que no pudieron estar en la reivindicación al ser asesinadas a manos de sus ex parejas. Exigiendo que el Pacto de Estado contra la Violencia Machista se dote de recursos y medios para el desarrollo de políticas reales y efectivas, que ayuden a conseguir una sociedad libre de violencia contra las mujeres y niñas, para que puedan moverse en libertad por cualquier espacio y a cualquier hora. A la vez que reivindicaban que el trabajo doméstico y de cuidados que realizan las mujeres es imprescindible para el sostenimiento de la vida, por lo que exigieron una redistribución de este tipo de tareas.

Educación
La educación también formó parte de esta jornada dedicada a la mujer al evidenciar que “la educación es la etapa principal en la que nosotros construimos nuestras identidades sexuales y de género, y por eso las estudiantes, las maestras, la comunidad educativa y todo el movimiento feminista exigimos nuestro derecho a una educación pública, laica y feminista. Libre de valores hetereopatriarcales, desde los primeros tramos educativos en los cuales las profesoras son mayoría hasta la universidad. Reivindicamos también nuestro derecho a una formación afectivo-sexual que nos enseñe en la diversidad. Sin miedos. Sin complejos. Sin reducirnos a meros objetos, y que no permita una sola agresión machista ni LGTBI fóbica en las aulas. Exigimos avanzar en la conducción en todos los ámbitos y espacios de formación. Y una educación que no relegue nuestra historia a los márgenes de los libros de texto, y en la cual la perspectiva de género sea trasversal a todas las disciplinas”
Quisieron evidenciar el candente tema de las pensiones, por lo que pidieron una continuidad en las mismas. A la vez que pretenden que el tiempo dedicado a las tareas de cura o el que se ha desarrollado en el campo, se reconozca en el cálculo de las pensiones, igual que el trabajo laboral. Por eso buscan la ratificación del convenio 189 de la OIT, regulador de trabajo doméstico. La alcaldesa Yolanda Seva también tomó la palabra en este acto institucional, “estamos aquí para parar. Porque las mujeres tenemos que demostrar que movemos el mundo. Hoy 8 de marzo, tenemos que luchar por el avance social, por la igualdad, por el fin de la brecha salarial. El avance social es demostrar que somos capaces de ser jefas, directoras, alcaldesas o presidentas, porque lo somos. Somos feministas y somos igualdad”.
El acto finalizó con la pintada delante del Ayuntamiento de la frase que encabezó la semana feminista, “Somos feministas. Somos igualdad”, junto con unas últimas palabras que hicieron eco en todos los allí presentes: “Nos queremos libres. Nos queremos vivas. Nos queremos combativas, feministas y rebeldes. Hoy, la huelga feminista no se acaba, seguiremos hasta conseguir el mundo que queremos”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

MOCIÓN SOBRE LOS TRANSPORTISTAS
LUISA SEMPERE 15 de junio
APROVECHATEGUI
PEDRO MORANTE GUTIÉRREZ 1ro de junio
AGUR (ADIÓS), JOSÉ MARÍA ÍÑIGO
MIGUEL ÁNGEL BERMÚDEZ Miguel ángel Bermúdez 1ro de junio
DEJADEZ PLAYA LISA
JUAN PASCUAL IBÁÑEZ 1ro de junio
CUANDO ESPAÑA ESTÁ EN PELIGRO
PEDRO MORANTE GUTIÉRREZ 21 de mayo

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.