SEGURIDAD CIUDADANA
 

La Guardia Civil sorprende a un pesquero faenando en la Reserva Marina de Tabarca

 
Lunes 10 de junio de 2019 0 comentarios
 

Los agentes del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Alicante, sorprendieron, mientras se encontraban de servicio en la Patrullera Río Guadiaro, la noche del jueves 30 al viernes 31 de mayo, a las 5 de la madrugada, a un cerquero (barco de pesca profesional), con domicilio en Málaga, pescando en el interior de la Reserva Pesquera de la isla de Tabarca.

Este hecho, que supone una falta grave, ha sido denunciado ante la Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, por el cual, la empresa malagueña titular de la embarcación, podría ser sancionada con una infracción cuyo importe oscila entre los 601 y los 60.000 euros.

Incautación de artes de pesca prohibidos, "palangre fantasma"
Estos mismos agentes, mientras se encontraban de servicio el pasado 17 de mayo, a dos millas de la costa de la Albufereta, observaron un arte de pesca a la deriva, conocido como "palangre fantasma", el cual era visible solo por uno de sus extremos, en el que tenía atada una garrafa de plástico, color blanco, a modo de boya, que se encontraba flotando, no llevando ningún otro elemento de que le hiciese ser visible (también llamado muerto) en el otro extremo.

Dicho arte de pesca encontrado por los agentes, presentaba una longitud aproximada de 250 metros y llevaba atados unos 50 anzuelos.

No presentaba ningún tipo de identificación y las capturas que había logrado retener fueron devueltas al mar, al encontrarse los especímenes aun vivos, tales como varias doradas y una morena.

Los agentes procedieron a su inmediata retirada del agua y a su intervención y depósito cautelar, quedando a disposición del Jefe de la Unidad del Servicio Territorial de Pesca de Alicante.

Gracias a esta actuación, se ha logrado localizar y sacar del mar un peligroso método de pesca furtiva, mediante el empleo del sistema conocido como "palangre fantasma", que va flotando a la deriva, dando muerte a cualquier tipo de especie sin distinción, ya que es un arte no selectivo, el cual puede presentar un grave riesgo para la seguridad, incluso, de buceadores de la zona, que pudieran engancharse ante tal número de anzuelos atados.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

A LAS TRABAJADORAS SOCIALES DE SANTA POLA
Carlos A. Pinto 23 de diciembre de 2020
A ROBERTO LÓPEZ
María del Carmen López Pomares 23 de diciembre de 2020
CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre de 2020
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre de 2020
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo de 2020

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.