GUARDIA CIVIL
 

La Guardia Civil de Santa Pola desmantela una banda que estafó más de 500.000 euros con el engaño del “fraude al CEO”

 
Jueves 28 de octubre de 2021 0 comentarios
 

• La operación, llevada a cabo por la Policía Judicial de Santa Pola, se ha saldado con seis detenidos en diversas poblaciones de la provincia de Valencia
• Tras el inicio de las investigaciones, los agentes alertaron a otras empresas que desconocían haber sido víctimas de la misma banda
• Este tipo de timo, conocido en inglés como ’Fraude del Ceo’, consiste en la suplantación de la identidad de personas, físicas o jurídicas, para conseguir transferencias de las empresas estafadas

La Guardia Civil de Alicante ha detenido a seis personas en diversas poblaciones de la provincia de Valencia, como presuntas autoras de los delitos de estafa, pertenencia a organización criminal y usurpación de estado civil o suplantación de identidad. Se estima una cantidad estafada que asciende a más de 500.000 euros

En el mes de mayo del presente año, una empresa dedicada a la distribución de frutas y hortalizas con sede en la pedanía de La Marina de la localidad de Elche, interpuso una denuncia, en la cual afirmaba que alguien se había hecho pasar por una empresa proveedora suya, remitiéndole un correo electrónico en el cual le informaban de que debía realizarle los pagos en un nuevo número de cuenta. La empresa denunciante, antes de percatarse del engaño, llegó a transferir más de 47.000 euros a la cuenta indicada por los presuntos estafadores, creándole un importante perjuicio económico. Inmediatamente, los agentes del Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Santa Pola, iniciaron las pesquisas para averiguar qué estaba ocurriendo, dando inicio a la Operación Marfruit.

Los investigadores, tras tomar declaración a todos los implicados que habían localizado, y analizar la documentación recopilada, determinaron que no se trataba de un hecho aislado. Llegaron a la conclusión de que se encontraban ante un grupo criminal especializado en este tipo de estafas.

La banda, después de realizar intensos trabajos de "ingeniería social” (término que se refiere a la práctica de obtener información confidencial a través de la manipulación de usuarios legítimos) consiguió interferir las conversaciones que mantenía la empresa acreedora con sus deudores. Una vez que se aproximaba la fecha del pago de la deuda o de cualquier transacción económica entre ambas, por medio de la creación de un correo electrónico con un dominio muy similar al del correo electrónico legítimo que empleaba la empresa acreedora, cambiaba los términos del pago, aportando para ello un nuevo número de cuenta bancaria, donde los deudores debían realizar los pagos, haciéndose así con la cantidad de forma fraudulenta.

Las cuentas bancarias que los delincuentes aportaban a los deudores y perjudicados de las estafas, eran creadas por Internet con el único propósito de delinquir (ad hoc). Los titulares de estas cuentas eran personas que desconocían la existencia de las mismas, se trataba de nuevas víctimas, ya que la banda usurpaba sus identidades con la finalidad de dificultar a la policía su identificación.

Una vez que los perjudicados realizaban los pagos en estas cuentas, el grupo desviaba los ingresos a otras cuentas, esta vez sí, a nombre de alguno de los miembros, con la finalidad de ir dando salida al dinero obtenido con la actividad criminal.

En un momento dado de la investigación, los agentes confirmaron que el grupo criminal había logrado engañar con el mismo método a más empresas, por todo el territorio nacional. Localizaron perjudicados en Elche (Alicante), Tres Cantos (Madrid), Villaviciosa de Odón (Madrid) y San Sebastián (Guipúzcoa), llegando la estafa a un montante superior a los 560.000 euros.
Los agentes desarrollaron la investigación en tres fases. En una primera fase, detuvieron a dos personas en la localidad de Valencia; en la siguiente fase, detuvieron a tres personas en la localidad de Moncada (Valencia); y en la última, detuvieron a otra persona en Tabernes Blanques (Valencia).

Entre los detenidos se encuentran una mujer española de 25 años, un varón español de 28 años, un varón cubano de 26 años, dos varones dominicanos de 19 y 20 años y un varón venezolano de 25 años. Se les imputan los delitos de estafa, de usurpación de identidad, y de pertenencia a organización criminal.

Con esta operación, la Guardia Civil de Santa Pola, ha logrado recuperar una cantidad superior a 500.000 euros, de momento a disposición de la Autoridad competente.

Por estos hechos, los detenidos han sido puestos a disposición judicial del Juzgado de Guardia de Elche, quien ha decretado la puesta en libertad con cargos para todos ellos, con medidas cautelares.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

A LAS TRABAJADORAS SOCIALES DE SANTA POLA
Carlos A. Pinto 23 de diciembre de 2020
A ROBERTO LÓPEZ
María del Carmen López Pomares 23 de diciembre de 2020
CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre de 2020
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre de 2020
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo de 2020

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.