CONMEMORACIÓN
 

La Fibromialgia es una enfermedad poco comprendida

 
Viernes 28 de mayo de 2021 0 comentarios
 

El pasado 12 de mayo se celebró el Día Mundial de la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica. Con motivo de tal conmemoración, la Asociación de Fibromialgia de la localidad ha organizado su tradicional Comida de Hermandad a la que acudieron las socias.

Posteriormente, el sábado día 17, la Asociación instaló una mesa informativa en el Mercadillo de Viguetas para difundir, sensibilizar y concienciar a la población sobre lo que es la fibromialgia y sus síntomas. Con esta comida han vivido un momento de convivencia entre personas que padecen esta enfermedad. En ella comentaron cómo se encontraba cada una y cómo están viviendo la pandemia.

Desde el inicio de la actual situación sanitaria no han podido realizar ninguna actividad, pero el próximo 14 de junio retomarán una salida que solían realizar dos veces al año, la visita al Balneario de Archena. Explican que tienen muchas ganas de realizar ese viaje por lo bien que les sientan los baños además de poder recibir masajes. Es un viaje que realizan en autobús yendo y viniendo el mismo día.

La asociación, que cuenta actualmente con 70 socias, está formada desde 2004 y Mª Ángeles Bonmatí la preside desde hace casi 10 años.

La Fibromialgia

Esta enfermedad afecta en nuestro país a entre un 2 y un 6% de la población adulta, entre un 1 y 2% de la población infantil, y entre un 80 y un 90% de las personas adultas que lo padecen son mujeres.

Es una enfermedad llamada “invisible” ya que no se puede ver a simple vista, pero va poco a poco acabando con la salud de muchas personas. El problema no es solamente físico sino que también afecta psicológicamente, “es mucho más que dolor”.

Se caracteriza por un dolor generalizado así como dolores en distintas zonas del cuerpo, además puede ocasionar rigidez generalizada sobre todo por las mañanas al levantarse, sensación de inflamación en manos y pies y hormigueo principalmente en las manos.

Las personas que lo empiezan a sufrir suelen decir “me duele todo” para definir lo que sienten. A parte de dolor puede sentir molestia o desazón. El dolor varía a lo largo del día, dependiendo del clima, la actividad, la falta de sueño o el estrés. Principalmente ocasiona dolor, pero también tienen otros síntomas, sobre todo cansancio y trastornos del sueño, y una cuarta parte sufre ansiedad o depresión.

Antes de saber lo que padecen se encuentran con numerosos problemas ya que en las pruebas o analíticas no sale nada “vas de médico en médico y no saben lo que te ocurre”. Finalmente les diagnostican la enfermedad y es para toda la vida, “te dicen que tienes que aprender a convivir con el dolor, te dan muchos medicamentos, relajantes musculares, te dicen que hagas ejercicio y que recibas masajes”.

Esta enfermedad no tiene curación definitiva, el tratamiento tiene como objetivo el mejorar el dolor y tratar los síntomas paralelos para conseguir una mayor calidad de vida en los pacientes.

Unidad Fibromialgia

La asociación declara que la Unidad de Fibromialgia del Hospital de San Vicente del Raspeig les ayuda mucho, les explican toda la enfermedad y el tratamiento farmacológico que van a recibir, posteriormente tienen cita con el médico donde les realizan una analítica, después acuden tres veces por semana para hacer talleres, yoga, terapia individual y en grupo.

Desde esta unidad realizan formación a profesionales para que desde los ambulatorios y centros de salud puedan mejorar el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad. Atienden cada año a un millar de pacientes desde su puesta en marcha en 2004, y cuentan con el apoyo constante de la Unidad de Psicología.

El día a día

En testimonios de personas enfermas por la fibromialgia, describen cómo el día a día de una persona con esta enfermedad va unido al dolor y al cansancio, “se sufre un dolor punzante y que quema, duele hasta que te toquen”, se acuestan y se levantan con cansancio, “me cuesta muchísimo trabajo las dos primeras horas del día, para mi son mortales”, teniendo que hacerlo todo despacito y parar de vez en cuando para descansar, “el querer hacer las cosas y no poder”.

 
 

Portafolio

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

A LAS TRABAJADORAS SOCIALES DE SANTA POLA
Carlos A. Pinto 23 de diciembre de 2020
A ROBERTO LÓPEZ
María del Carmen López Pomares 23 de diciembre de 2020
CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre de 2020
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre de 2020
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo de 2020

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.