SERVICIOS SOCIALES. COVID 19.
 

La crisis derivada del COVID-19 lleva a muchas familias a la necesidad de pedir ayuda

 
Viernes 22 de mayo de 2020 0 comentarios
 

Como consecuencia del COVID-19 la crisis sanitaria ha derivado en una crisis económica que está golpeando duramente a muchas familias en Santa Pola, provocando una situación que puede ocasionar una quiebra de la cohesión social, no solo mientras dure el estado de alarma sino durante los meses posteriores.
Desde el departamento de Servicios Sociales están viviendo esta crisis al igual que el resto de nuestra sociedad, con inquietud, y la angustia que provoca el tratar de dar respuesta a las necesidades sociales creadas por esta pandemia con la urgencia que la situación requiere, ya que en muchos casos los servicios sociales municipales son la única vía para atender a las familias a las que ya les costaba sobrevivir antes de la crisis y cualquier pequeño cambio hace que no puedan cubrir sus necesidades básicas.
Desde que empezó el confinamiento el 14 de marzo hasta la semana pasada se han concedido 858 prestaciones y el gasto comprometido asciende a la cantidad de 121.153,73 €. Las ayudas son principalmente para alimentación básica, tanto de adultos como infantil, productos básicos de higiene y aseo, y otro tipo de ayudas extraordinarias, como por ejemplo de transporte.
Así del 14 de marzo hasta el 14 de abril los técnicos y personal de Servicios Sociales y del Centro Cívico han gestionado 502 ayudas de emergencia, se han concedido 495 mediante vales de Hiperber y tarjetas de Carrefour.
Desde el 20 de abril hasta el 14 de mayo se han tramitado 183 prestaciones familiares y 56 prestaciones de alimentación infantil, todas ellas mediante transferencias con cargo a la subvención de la Generalitat Valenciana. Una vez agotado ese presupuesto se han gestionado 50 nuevas prestaciones familiares que de momento se cubrirán con fondos municipales. Para las familias o personas con problemas en cuentas bancarias o carencia de ellas, se han tramitado 55 ayudas, mediante vales de Hiperber. También se han adquirido tarjetas monedero de Consum por valor de 8.000 euros para las personas y familias que residen en Gran Alacant, y se han gestionado 19 ayudas de farmacia.
Para cubrir este tipo de gastos la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha subvencionado a este municipio con la cantidad de 73.872 € y la Diputación de Alicante con la cantidad de 143.106,00€. Los criterios para la concesión y cuantía de las ayudas se realizan por una valoración técnica sobre la racionalización del gasto, de las circunstancias actuales, del número de miembros de la unidad familiar y de otros indicadores económicos como situación de desempleo, pensiones, ERTES, etc.
Desde Servicios Sociales nos comentan que esta crisis ha afectado a todos los sectores, pero especialmente al sector de servicios (hostelería, comercio) y venta ambulante. Muchas personas se han quedado de la noche a la mañana sin medios para mantenerse, familias con ERTES que aun no han cobrado o que vivían de la economía sumergida.
En muchas ocasiones a los problemas económicos se suman los de relación. Así se han agudizado problemas de maltrato, violencia de género, conflictos intrafamiliares y de personas con enfermedad mental.
Todos los servicios se han continuado prestando, unos de forma telemática creando modelos para evitar el desplazamiento innecesario de los usuarios, estableciendo las comunicaciones de forma telefónica, vía WhatsApp o a través del correo electrónico, y otros de forma presencial. Así el servicio de ayuda a domicilio se ha prestado normalmente excepto en los casos que la propia familia ha renunciado. Siempre se han seguido todos los protocolos de seguridad, y hasta el momento no ha habido ningún caso confirmado de contagio tanto en los usuarios como en las auxiliares. Los trabajadores del Departamento se han organizado para trabajar por turnos y evitar el contagio.
Desde Servicios Sociales se mantiene una coordinación con Cáritas y Cruz Roja. También se están entregando paquetes de alimentos donados por el Banco de alimentos, carro solidario, Astondoa, empresas anónimas y por particulares. Entre todos están tratando de hacer frente a esta demanda tan ingente, tratando de paliar en la medida de sus posibilidades los efectos de esta pandemia.
Gela Roche, concejal de Servicios Sociales declara que “uno de los efectos positivos que está aflorando es la solidaridad en un intento de aliviar el terrible golpe de esta crisis”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo
OCTUBRE, MES DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA
AECC SANTA POLA 8 de noviembre de 2019
¡URGENTE! PLAYAS LIMPIAS, OCÉANOS LIMPIOS
Miguel Ángel Bermúdez Gómez 8 de noviembre de 2019
PACO CONEJERO, POR FIN!!!
Batiste 14 de agosto de 2019
RESONETO DE LA 14ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 14 de agosto de 2019

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.