SOLIDARIDAD
 

La asociación GAIA ayuda a las familias de acogida

 
Viernes 26 de febrero de 2021 0 comentarios
 

Actualmente, más de 600 menores viven en centros institucionales en la provincia de Alicante. Ante esta situación de desamparo que viven muchos niños y niñas las familias de acogida pueden ser gran parte de la solución.

Los menores provienen de toda la provincia de Alicante, algunos de centros de menores y otros de las propias familias biológicas.

En los centros escolares es donde más se detectan a los niños en situación de desamparo y son las propias instituciones quienes ponen en aviso a los Servicios Sociales. Desde Servicios Sociales se estudia la situación familiar y se determina la necesidad de retirar la tutela a los padres. En ese caso, el menor puede pasar a un recurso residencial o a un recurso familiar, es decir, un acogimiento extenso que es cuando se va con un familiar.

La ley del menor señala que los niños menores de 6 años no pueden estar en centros, y hasta los 18 el medio ideal es que estén con familias. Para dar respuesta surge el recurso del acogimiento.

GAIA es una asociación de Familias de Acogida en Alicante que viene desarrollando esta labor desde 2016. Esta asociación ayuda a promover el conocimiento de este tipo de familias porque como ellos afirman, son las grandes desconocidas. Actualmente GAIA cuenta con 54 familias de acogida, socios de la asociación, que se encargan de dar hogar a muchos niños y niñas.

En la asociación se hacen actividades y talleres para que se conozcan familias y niños, aunque ahora con las medidas de seguridad derivadas de la COVID-19 estas actividades están paradas. La asociación forma a las familias de acogida y realiza campañas de difusión y sensibilización.

GAIA está formada únicamente por socios de familias de acogida o que sean actas para ello.

Periódico Santa Pola ha tenido la oportunidad de reunirse con dos miembros de GAIA. Ángel Terres forma parte de la directiva de la asociación y a su vez tiene a 3 niños de acogida. Y Carolina Alonso, que es de Santa Pola se encarga de las labores técnicas, administrativas y de coordinación.

Testimonio de una familia de acogida

En la familia de Ángel Terres tienen cinco hijos biológicos y tres en acogida. No todos viven en la misma casa porque casi todos sus hijos biológicos ya son adultos y se han independizado.

Ángel afirma que hay muchas familias que no se atreven a dar el paso por la tristeza de las despedidas. En GAIA trabajan la labor de despedida y todo este tipo de conceptos, ya que hay que estar preparado psicológicamente. “Hay mucha gente que dice que te los dan y luego te los quitan, pero no te pueden quitar algo que no es tuyo. Pero es que incluso ni mis hijos biológicos son míos, cuando se hacen grandes se van, tienen que crear sus propias vidas”. “Yo les ayudé, yo les presté mi familia, y el día que se van pasamos un duelo, y lloras y pataleas. Pero lo que tú le has dado a ese chiquillo ya lo tiene para toda la vida” explica Ángel.

Estos niños necesitan una atención especial y necesitan que estés mínimamente formado para darles la atención adecuada. “Lo que más cura es darles amor, pero hay que darles otras cosas porque sino no se puede sobrellevar”.

A las familias les ayuda juntarse en la asociación para sentirse comprendidos y el apoyo mutuo es muy importante, tanto para las familias como para los niños. Procuran que se mantenga en contacto con la familia biológica.

Funciones GAIA

Carolina Alonso, quien cumple la labor de administración y coordinación de GAIA, manifiesta que cuando van a dar charlas a institutos o a distintos lugares para promover este tipo de familias, la pena es la gran palabra clave que se encuentra en boca de los asistentes. Afirma que una vez, dando una charla a una clase de segundo de la ESO, una niña les dijo que ella no lo haría porque le daba pena. Carolina desde su experiencia reacciona ante estas palabras, ya que sabe que no hay pena entre los rostros de los niños y lo que ocurre sobre todo es desconocimiento por parte de la sociedad. “Pena es cuando vas al Hogar Provincial de Alicante y acoges a un niño de 50 y se quedan los otros 49 esperando. Esa es la pena, los menores que no tienen la oportunidad de tener familia”, declara Carolina.

Una de las grandes funciones que hace GAIA es luchar contra los prejuicios y estereotipos que sigue habiendo en la sociedad. Esta es una asociación que ayuda a las familias a encontrarse y a saber qué hacer en las situaciones que peor lo pasan. Ser familia de acogida es duro, afirma Ángel, pero también declara que no hay nada más gratificante que dar amor a un niño que sin ti no tendría nada. “Cuando te decides a tener niños en acogida puedes cerrar o abrir tu abanico de posibilidades. Puedes acotar qué tipo de niños puedes sustentar o no. Si tienes la garantía de poder acoger niños discapacitados por ejemplo”, esclarece Ángel. Pero lo que se deja claro en todo momento es que se elige una familia para un niño, que no un niño para una familia. “Pueden llegar niños con enfermedades, de otras razas, complicados… Tú les ayudas a crecer, a tener un futuro mucho más claro. Somos familia de acogida pero también educadores, les enseñamos qué está bien y qué está mal, somos sus padres. Pero si nosotros no llegáramos a serlo nunca tendrían esa visión de en quién fijarse para crecer y su futuro sería mucho peor”.

GAIA se encarga de hacer charlas, así como también actividades y talleres para que las familias y los niños se conozcan. “A las familias les ayuda juntarse para sentirse comprendidos y el apoyo mutuo es muy importante, tanto para las familias como para los niños”, asegura Carolina.

La Asociación dispone de un ropero para ayudar a las familias que acogen. Cualquiera que quiera colaborar con ellos puede donar enseres que estén en buen estado para el ropero como pueden ser sillitas para el coche, carritos de bebé, cunas y ropa. Como explica Alonso, esto ayuda ya que te puede llegar un niño de 4 años como dos gemelos recién nacidos, y son costes que todo el tiempo las familias no pueden sostener, por ello es importante disponer de ropero.

Modalidades de acogimiento

Existen cuatro tipos de acogimiento dependiendo de cada situación familiar que se encuentre:
• El de urgencia. Se aplica a menores de seis años sobre los que hay que intervenir de forma inmediata, a fin de evitar su ingreso en centros de protección. Tendrá una duración no superior a seis meses mientras se decide la medida de protección familiar que corresponda. Sucede sobre todo cuando un bebé acaba de nacer y los Servicios Sociales determinan que ese niño no puede estar con su familia por dar positivo en el síndrome alcohólico fetal o por distintas razones, y se le entrega a una familia de acogida.
• El temporal. Se trata de un acogimiento de hasta dos años. Se da porque en la situación del niño o niña se prevé la reinserción en su propia familia o mientras se adopta una medida de protección que tenga un carácter más estable.
• El permanente. Es cuando no hay fecha de retorno y cuando la edad u otras circunstancias del niño o niña y su familia así lo aconsejan.
• El de respiro. Se trata de familias que acogen niños y niñas institucionalizados y los sacan del centro el fin de semana y en vacaciones.

Condiciones para ser familia de acogida

El proceso para ser familia de acogida es tener estabilidad emocional y económica. Vale todo tipo de familia y el procedimiento tiene un periodo aproximado de año y medio. Se trata de una primera charla que puede hacer GAIA o Conselleria con información general, después los técnicos de Conselleria evalúan psicológicamente a los futuros padres y el último paso es un curso de cuatro tardes. Una vez pasan estos trámites se procede a hacer una última visita de los técnicos a la casa donde van a residir los niños. Además, los futuros padres de acogida no pueden tener antecedentes. Ángel declara que: “es un procedimiento largo, pero es bueno que sea lento porque es una decisión que tiene que estar pensada. Es una responsabilidad y tenemos que ser estables”.
Las personas interesadas en tener más información pueden contactar con GAIA a través de:
gaia.acogimiento@gmail.com
Teléfono: 652 211 19
https://gaiaacogimiento.org

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

A LAS TRABAJADORAS SOCIALES DE SANTA POLA
Carlos A. Pinto 23 de diciembre de 2020
A ROBERTO LÓPEZ
María del Carmen López Pomares 23 de diciembre de 2020
CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre de 2020
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre de 2020
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo de 2020

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.