AFA
 

La actividad TherapyGuau continúa con los beneficios físicos, cognitivos, sociales y emocionales en AFA

 
Viernes 1ro de marzo de 2019 0 comentarios
 

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias de Santa Pola (AFA) nace en el año 2006 gracias a que un grupo de familiares de enfermos de Alzheimer tomaron la decisión, y la iniciativa, de reunirse para crear una asociación cuyo objetivo era el de trabajar por la enfermedad a la vez que ofrecer unos recursos que el municipio no disponía por aquel entonces. Ese fue el inicio de AFA, una asociación que no deja de trabajar para que tanto las personas que padecen esta enfermedad, como sus familiares, reciban todos los cuidados y el apoyo necesarios para sobrellevarla de la mejor manera posible. Desde el pasado 27 de septiembre, la asociación cuenta con una nueva actividad que está funcionando muy bien, y no es otra que una terapia con dos perras. Esta terapia surge a raíz de TherapyGuau se pusiera en contacto con AFA para llevar a cabo esta actividad de forma totalmente gratuita.
“Hay que hacer hincapié en que la terapia que realiza con los enfermos de alzheimer de la asociación está financiado por el Grupo Don Sento quien, tras presentarles el proyecto, aprobó la idea y tomaron la decisión de cofinanciarla”, explica Jésica Jaén, Trabajadora Social de AFA. TherapyGuau está formado por dos terapeutas que se encargan, junto a las perras Namy y Lluna, de acudir un jueves cada quince días, de 11 a 12 horas en la sede la asociación sita en el edificio La Senia, para realizar varios tipos de actividades. Estos ejercicios conllevan una serie de beneficios que se producen a nivel físico, mejorando la motricidad fina y gruesa; cognitivo, dando una mejora en la atención, observación y expresión verbal; social, puesto que aprenden a trabajar en equipo sobre todo y a mejorar las relaciones entre el resto de personas; y emocional, ya que les ayudan a manifestar sus emociones, a mejorar su autoestima y su capacidad de empatía. Cada vez que acuden a realizar esta terapia, los 32 usuarios que acuden diariamente a la sede de AFA se dividen en dos grupos, puesto que “trabajar con todos a la vez era algo bastante complicado”, matiza Jaén. Así, trabajan con las dos canes, primero con una y luego con la otra. La Trabajadora Social ha explicado que “de momento la duración de esta terapia es para todo el año, y esperamos que el Grupo Don Sento vuelva a colaborar con nosotros porque los beneficios que estamos notando han sido muy positivos y el clima que se crea entre los mayores y las perritas es muy bonito. Incluso personas que no tenían mucha empatía con los animales están demostrando que eso ha cambiado”.

Asociación
Esta terapia no es la única actividad que se realiza en AFA, y es que el día a día en la asociación da comienzo a las diez de la mañana y se alarga hasta la una de la tarde. Entre las actividades que se llevan a cabo tienen un mayor protagonismo aquellas que están destinadas a paliar y ralentizar el proceso de la enfermedad, por lo que el trabajo a nivel cognitiva es fundamental e imprescindible. Para ello trabajan con fichas cognitivas, realizan una serie de asambleas para que así no pierdan la noción espacio-temporal que les ayuda a recordar en qué día están o la estación del año correspondiente a la época. Asimismo, disponen de un coro con unos 20 usuarios aproximadamente que se hacen llamar ‘Coro de los Despistados’ que realizan una gala anual, que suele ser por el mes de mayo, para demostrar los avances que van consiguiendo. Ya a última hora de la mañana, y durante dos días a la semana, ejercitan el cuerpo con una serie de ejercicios que están totalmente adaptados a las necesidades de cada uno de los pacientes, a la vez que disponen de un servicio de fisioterapia a domicilio. Pero no es lo único que ofrecen en esta asociación, y es que también tienen un taller de memoria que está destinado a toda persona que quiera o necesite un refuerzo y busca ejercitar la mente a partir de los 65 años, un taller que se realiza todos los martes de 17 a 18:30 horas.
Es de suma importancia el estar atento a los primeros síntomas que muestra esta enfermedad, por ello, varios de los ejemplos que pone Jésica Jaén es que suelen esconder el dinero, sufren pérdidas de orientación en recorridos que hacen habitualmente, salen a la calle en pijama, y se vuelven más huraños con los que tienen a su alrededor, sobre todo con la gente más cercana a ellos. “Es muy difícil reconocer que un familiar padece Alzheimer, cuesta mucho asumir esa realidad. Lo que queremos hacer entender es que ellos no están cambiando, sino que es la enfermedad la que los está cambiando. Además, es fundamental que la familia les dé mucho cariño y tenga paciencia con este tipo de pacientes. Es importante no decirles continuamente expresiones como pueden ser ‘¿otra vez me lo vuelves a preguntar?’, porque pueden sentirse incomprendidos, algo que desencadenaría un aislamiento social de la persona que está sufriendo la enfermedad del Alzheimer”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 
 

CARTAS AL DIRECTOR

RECTIFICAR ES DE SABIOS... CUANDO UNO SE EQUIVOCA
EDITORIAL 24 de abril
LAS IZQUIERDAS Y EL DESTROCE
Pedro Limorti Tena 24 de abril
LAS CANCIONES Y EL MACHISMO
Pedro Morante Gutiérrez 24 de abril
CONTINÚAN LOS PROBLEMAS
Paquita Durá 24 de abril
¡AH! … TEÍSMO
Manuel Arroyo Martín 1ro de marzo

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.