TRÁFICO
 

Habrá zona azul, aunque limitada al verano, en primera línea y el centro

 
Viernes 27 de enero de 2017 0 comentarios
 

La nueva Ordenanza Reguladora del Tráfico, aprobada por el Pleno de Santa Pola y que ha entrado en vigor recientemente, se abre, en su artículo 32, a la posibilidad de la implantación de la zona azul en el municipio de Santa Pola. De hecho, la redacción del mencionado artículo es la siguiente: “El Ayuntamiento podrá establecer medidas de estacionamiento limitado, con el fin de garantizar la rotación de los aparcamientos”.
Yolanda Seva, alcaldesa y concejala de Tráfico y Seguridad Ciudadana de la villa, explicaba que “ante todo, es una posibilidad, no una realidad inmediata”. En principio, el equipo de Gobierno se ha hecho eco de una realidad, “y es que en Santa Pola, sobre todo en la zona del mercado central, existe una demanda por los comerciantes que realizan allí su actividad”. De hecho, califica esta demanda como histórica, “cuanto menos en la zona colindante del mercado”.
Entro otros motivos, explicaba la primera edil, “porque los comerciantes aseveran que no existe una regulación del aparcamiento que beneficie al comercio”. Esta reclamación ha sido trasladada a todos los grupos políticos del Ayuntamiento, “en todas las reuniones que hemos mantenido”. Sí que es cierto que el actual gobierno, “ante la humanización que pretendemos realizar”, algunas partes del municipio tengan zona azul, “sobre todo en época estival, en diferentes partes, más una regulación del aparcamiento en la zona centro donde se valorarán los beneficios para los residentes”.
Para todo ello, apuntaba, es necesario un estudio previo. De momento, sí que se tienen claras algunas partes donde iría ubicada la zona azul: “el litoral y zona de costa, sobre todo: Playa Lisa y Tamarit, Santiago Bernabéu, Paseo de Adolfo Suárez y Avenida de Granada, más lugares próximos al centro”.
Del estudio se desprenderán ubicaciones más pormenorizadas, “ya que de ahí saldrán cuáles son las localizaciones más beneficiosas para un control adecuado del aparcamiento. Ni todo el centro y sí siempre con beneficios para los residentes”.
Pero, la gran cuestión que planea sobre esta posibilidad es: ¿llevaría pareja la zona azul un caos en el aparcamiento, especialmente en verano? A ésto, la alcaldesa responde que no, “más bien al contrario. A día de hoy, en verano no hay caos cuando intentamos aparcar cerca de nuestro domicilio y, si no hay manera, trasladarnos a la zona de Viguetas o del Cervantes, Hispanidad o Ramón Cuesta. Pocos tienen la suerte de aparcar a la puerta de su domicilio en época estival”.
Es más, apunta que la zona azul despejará este problema, pues los residentes siempre tendrán preferencia, “porque tendrán zona de residentes. No se plantea hacer una zona azul sin tener en cuenta a los vecinos de cada una de las calles”. Un ejemplo es la zona de la Plaza de Abastos, con gran densidad poblacional, “donde se habilitarían calles aledañas de aparcamiento exclusivo para residentes”.
Esta regulación no es extraña a otros municipios, tales como Elche o Crevillente, “donde el visitante aparca en zona azul y el residente en verde, roja e, incluso, en zona azul, con beneficios como hasta 200 horas gratuitas en verano”. De hecho, el proyecto se ha tomado teniendo en cuenta la experiencia de otras poblaciones, “más la Universidad de Alicante, que colaborará con nosotros”.

Desmentidos
Quería recalcar que “en ningún momento, desde el equipo de Gobierno ha salido noticia alguna de que se implantará la zona azul en Santa Pola. Tampoco que los discapacitados tendrán una tarjeta de ámbito local que pueda ser utilizada en todo el territorio nacional, ya que eso es legalmente imposible”.
Tampoco obedece este proyecto a afán recaudatorio alguno, “sino a una necesidad de regularizar y de dar cabida a una reclamación histórica de los comerciantes”. De hecho, ni tan siquiera se contempla sin la existencia de bolsas de aparcamiento en zonas como Viguetas, zona de institutos, Santa Pola del Este, etcétera, “de igual modo y manera que ocurre en la Mitja Marató”.
En resumen, podrá haber zona azul, siempre pendiente del proyecto de viabilidad y nunca buscando reducir el aparcamiento, “además, sólo sería en verano en los puntos del litoral”.
Yolanda Seva es consciente de que este proyecto no está exento de impopularidad, pero afirma que “adaptarse a las nuevas formas y devolver la ciudad a los peatones es difícil, pero hemos de ser conscientes de que las poblaciones más próximas a nosotros tienen este tipo de regulación del aparcamiento y no poseen contratiempos a la hora de realizar sus actividades diarias”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Despilfarro de agua
Miguel Ángel Bermúdez 15 de septiembre
PROFES DE RELI UNIDOS
Profesores de Religión de la Provincia de Alicante 15 de septiembre
LAS DOS, LAS TRES
Bernardino Gago Pérez 11 de septiembre
LAS VÍCTIMAS SON NECESARIAS
Pedro Morante Gutiérrez 11 de septiembre
IN MEMORIAM
Vicente Luis Valero 1ro de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.