BARRIOS
 

El valor de la vecindad, en las Fiestas de la Calle de la Curz

 
Viernes 5 de mayo de 2017 0 comentarios
 

JPEG
La Calle de la Cruz se ha vestido de gala para festejar sus días grandes y para ello, como viene siendo tradicional, el pasado uno de mayo se celebró el acto de inauguración a cargo de la pregonera Concepción Campa Sagarzazu quien, con la emoción embargada y “nerviosa”, puso en valor el significado de este barrio para ella, así como el sentimiento de vecindad, con el que coincidía la alcaldesa de Santa Pola, Yolanda Seva. El acto se cerró con el concierto a cargo de la Rondalla Coro El Castell de Santa Pola.
Campa Sagarzazu no tardó en arrancar las sonrisas del público asistente al anunciar que comenzaba su discurso con una breve presentación de sí misma, ya que es conocida entre la gran mayoría de vecinos. “Para todos vosotros soy Conchi, madre de tres hijos y dos nietas. Ellos son el motor de mi vida y por quienes me levanto todas las mañanas”, afirmaba emocionada mientras hacía un repaso por su día a día.
Como símbolo de su cariño por la Calle de la Cruz, Campa Sagarzazu aludía a que desde hace treinta años está casada “con un santapolero, hijo de esta calle: Francisco José Fernández”, con lo que el público prorrumpió en aplausos. Siguiendo con la emotividad de su discurso, Conchi Campa también tuvo palabras de recuerdo para sus suegros, “que ya no están con nosotros”: “En esta calle, mis suegros Lola y Manolo apostaron por mí y me dieron mucho, pero mucho cariño y desde aquí les doy las gracias”.

Esta donostiarra de nacimiento confesó ser una “orgullosa santapolera de adopción”. De hecho, cada vez que visita su tierra está deseando volver a Santa Pola y su marido le contesta: “Pero si hace dos días que hemos llegado, que no son dos kilómetros, que son casi mil”, con lo que volvió a arrancar las carcajadas del público y, posteriormente los aplausos cuando refería que “el hogar no es donde se nace, sino donde se pace”.

Las sillas toman la calle
Conchi Campa Sagarzazu se mudó a Santa Pola hace 32 años. Empezó viviendo de alquiler y su “recorrido vital está en esta calle porque la Calle de la Cruz me ha abierto muchas puertas”. Puertas como la cercanía de sus gentes en su día a día y en cosas tan sencillas como: “Cuando cocino y me doy cuenta de que me falta algún ingrediente, sé que puedo ir corriendo ca’ la Felisa, ca’ Poldo...”. Y es que para Conchi Campa, “todos los que vivimos en la Calle de la Cruz nos hemos convertido en una gran familia, con un gran espíritu de vecindad que no se puede perder porque debemos apoyarnos entre todos”. Y para muestra, un botón: la decoración de la calle, cada año “con más esfuerzo de los vecinos y de la directiva de la Asociación de Vecinos, que ha sido doble por cuestiones de salud”. Como ejemplo, Conchi Campa se refirió a Ramona, “una vecina que ha hecho que este año estas fiestas continúen” y pidió un aplauso para los organizadores, para los que se han subido a la escalera, para los que han engalanado la calle.
Uno de los grandes recuerdos y que para Conchi Campa tiene un significado especial por su sencillez y la muestra de vecindad que supone es la imagen de “las mujeres que están con sus sillas y con su mecedora a la entrada de su puerta. Ese es mi gran recuerdo”.
JPEG
Mención especial
Conchi Campa quiso hacer una mención “especial a un gran amigo con el que puedo contar siempre y para todo: Lorenzo Andreu Cervera”, a quien le dedicaba estas palabras: “Estoy muy muy orgullosa de poder considerarme tu amiga. Gracias por ser como eres y no cambies nunca. Nunca”.
Para finalizar, Conchi Campa lanzó una reflexión sobre el futuro para apelar a que no se pierdan “el alma de pueblo marinero”, a no perder las fiestas porque “dan alegría y nos permiten sobrellevar nuestros problemas cotidianos con una actitud diferente y disfrutar de la vecindad”. Por ello, Campa pidió la colaboración e implicación de los jóvenes, petición a la que se sumó Poldo, presidente de la Asociación de Vecinos de la Calle de la Cruz. Por su parte, Ramona pidió subir al escenario a la que ha tenido el honor de ser la mujer de mayor edad de la calle de este año: Lola Aguilera Torres. Los vecinos y vecinas también quisieron celebrar el nacimiento de dos bebés, niña y niño: Alba Espinosa Molina y Héctor Rafael Nassif Fuentes.

“De donde se hace”
La alcaldesa de Santa Pola, Yolanda Seva, coincidía con Conchi Campa en que “uno es de donde se hace, donde vive, donde hace amigos y vecinos. Y en esta calle, a pesar de lo larga que es, podemos comprobar que tiene unos vecinos envidiables”. Seva afirmaba que lo que un pueblo necesita es la vecindad y que los vecinos compartan “momentos especiales”. Y para ello, invitó a todos los vecinos y vecinas del pueblo a participar de las fiestas presentes y venideras, que esperamos sean muchas.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

De la Venus de Willendorf a la Nancy
Antonio Baile Rodríguez 23 de junio
PIEZAS DE LA HISTORIA NO CONTADA
Vicente Sempere Orts 16 de junio
¡OJO, PELIGRO!
Miguel Ángel Bermúdez 16 de junio
GRACIAS AL IES SANTA POLA
Cristina Caballero González 16 de junio
INDIGNANTE
Isabel García Revenga 16 de junio

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.