INAUGURACIÓN
 

El pesquero Esteban González inicia su nueva singladura como Barco Museo

 
Viernes 30 de marzo de 2012 0 comentarios
 

Rumbo a Levante. Así navega ya el pesquero Esteban González, anclado en tierra firme y convertido ahora en un Barco Museo. Los visitantes podrán hacerse una idea de cómo era la vida a bordo de este arrastrero, construido en madera y que estuvo activo hasta los años 80.
Así, en la primera visita guiada la alumna del Taller de Empleo Silvana Santucci contó a los presentes cómo se tiraban las redes al mar y se subía el pescado a bordo o el duro trabajo que tenía el motorista, que trabajaba con el gran calor que desprendían las máquinas y con un ruido constante, que los presentes pudieron escuchar. Así, a la hora de musealizar el Esteban González se han utilizado medios audiovisuales, con efectos de luz y sonido. Por ejemplo, en la bodega donde se guardaba el pescado se enciende una intensa luz azul para transmitir la sensación de frío. Además, en la cocina de la embarcación se proyecta un audiovisual en el que la tripulación del arrastrero cuenta, en primera persona, sus experiencias.
Se han cuidado todos los detalles y en el “atrezzo” podemos ver desde las herramientas de la sala de máquinas a los trajes de pesca de los marineros, sus botas de agua o gafas de sol de la época que se han rescatado de un mercadillo. En el puente de mando nos encontramos con que la radio funciona, e incluso puede ponerse en contacto con los pesqueros que ahora mismo están faenando e incluso se ha reparado la bocina para hacerla sonar. Especialmente llamativa resulta la cocina, con sus ollas de aluminio y hasta su mortero con ajos para preparar el muy marinero “all i oli”, que tan bien acompaña a los pescados.
Recordamos que hasta el 23 de abril se puede visitar la embarcación gratuitamente. Dado que por las dimensiones del barco museo no pueden entrar más de diez personas a la vez, hay que concertar una cita en el Acuario Municipal. Así, en las instalaciones del acuario también se proyectará una película documental sobre la embarcación. Y recordamos que muchas de las especies expuestas son donadas por los pescadores de Santa Pola.
El acto de inauguración, realizado el viernes 23 de marzo, tuvo muchos momentos simbólicos, similares a los de la botadura de un barco. En su intervención, el alcalde, Miguel Zaragoza, defendió el proyecto y señaló que “los 150.000 euros que ha invertido el Ayuntamiento están muy bien empleados, ya que se ha podido formar y dar empleo para que lleven un salario a sus casas a 150 personas y ahora disponemos de un museo que perpetúa nuestra historia”.
El primer edil indicó asimismo, que el lugar en el que está ubicado el Esteban González es el adecuado, “en la entrada del puerto y orientado a Levante”. Y apuntó que se ha preferido que esté en tierra porque de permanecer en el agua habría más gastos de mantenimiento ya que cada año o cada dos años habría que llevarlo al dique seco para realizar las correspondientes limpiezas y reparaciones.
Actuaron el día de la inauguración los integrantes del Grupo Los Romeros y también recitó una poesía en valenciano que resume la tradición marinera de Santa Pola su madrina de honor, Rita Lloret. El representante de la Cofradía de Pescadores entregó la bandera de España que posteriormente se izaría en la popa del barco al alcalde y el párroco José Navarro la bendijo. “Deseo que este proyecto sea un lugar de encuentro”, señaló el sacerdote.
Luego la comitiva oficial –en la que también estaban presentes el alcaide del Castillo, Miguel Cuervo y el anterior patrón mayor, José Ramón García así como un representante de la Conselleria de Empleo– se dirigió al interior del recinto vallado en el que está el Esteban González. Allí la hija del armador que da nombre a la embarcación, Rosa González, ejerció de madrina y al quinto intento consiguió que la botella de cava preparada al efecto se rompiese al chocar contra la quilla del barco.
Posteriormente fue la edil de Cultura, Feli Bailador, la encargada de cortar la cinta inaugural colocada a la entrada del pesquero. Se izó la bandera y luego comenzó la visita guiada. En el puente de mando hay una imagen de la Virgen del Carmen, que los marineros santapoleros suelen llevar para que les proteja en sus singladuras. El párroco también la bendijo para que, a partir de ahora, el Barco Museo Esteban González se convierta en un elemento de atracción turística que redunde en beneficio del municipio de Santa Pola que se ha convertido, desde ahora, en su perpetuo puerto y también mar donde realizar su singladura.


“Me he emocionado al volver a subir a mi barco”

“Ha habido un momento en que, cuando estaba en la proa y mirando al mar, me he emocionado al volver a subir a mi barco”. Esto comentaba Joaquín González, hijo de Esteban González, quien durante años, ejerció como patrón del pesquero familiar. El barco iba a desguazarse y “podía haber sacado algo con la venta de los materiales, pero prefiero que esté aquí y volver a subir cuando quiera”, señala.
Aunque el trabajo en el mar es duro, Joaquín asegura que “yo volvería a ser lo mismo”. Recuerda que la pesca en Santa Pola tuvo años de bonanza, no en vano nuestra localidad fue el principal puerto pesquero del Mediterráneo. “Antes, cuando el gasoil se pagaba a dos pesetas, te ibas a pescar en uno de esos largos viajes que duraba varios meses volvías y tenías dinero para comprarte una casa, que valía 100.000 pesetas”.
Y para mejorar el Barco Museo, Joaquín González propone que se tiren las redes hacia el puerto, para que los visitantes se hagan una idea de cómo se pesca.









 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo
OCTUBRE, MES DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA
AECC SANTA POLA 8 de noviembre de 2019
¡URGENTE! PLAYAS LIMPIAS, OCÉANOS LIMPIOS
Miguel Ángel Bermúdez Gómez 8 de noviembre de 2019
PACO CONEJERO, POR FIN!!!
Batiste 14 de agosto de 2019
RESONETO DE LA 14ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 14 de agosto de 2019

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.