PLAYAS
 

Cruz Roja realiza 7.813 asistencias en julio y agosto

 
Viernes 16 de septiembre de 2016 0 comentarios
 

A lo largo de los meses de julio y agosto, la plantilla de 35 mujeres y hombres que componen el dispositivo que Cruz Roja despliega en las playas urbanas de Santa Pola ha realizado un total de 7.813 asistencias, de las cuales, la inmensa mayoría (7.284) son por picadura de medusas.
La playa donde más picaduras se han registrado ha sido la de Levante, con 2.417 atenciones, seguida de Varadero (1.495), Calas del Este (1.006), Santiago Bernabéu (664), Gran Playa (636), Playa Lisa (576) y Tamarit con 490 atenciones por el mismo motivo. Las razones de que Varadero sea donde más incidencias se registran corresponden, en primer lugar, al tamaño de la playa. En segundo, a la alta densidad de usuarios que la frecuentan.
Con respecto al año pasado, las cifras, aumentan un 12%(6.504 en 2015 y 7.284 en 2016). Aunque, si nos referimos al mes de julio, los números prácticamente, se duplican, pues se atendieron 2.591 casos. “Sí que hemos notado tener más afluencia en las playas”, apunta la coordinadora de playas, Rocío Galán, “aunque no el doble. Con lo que podemos afirmar que estamos en un ciclo de subida”. Hay más atenciones no sólo los fines de semana, “también entre semana, por diferentes motivos”.

92% picaduras
Si nos acogemos únicamente a los datos de este año, se destaca que en el mes de julio del total de atenciones, un 92%, han sido por atenciones de picadura de medusas, un 4% de heridas y el resto de otras atenciones derivadas (picaduras de insectos, pez araña, contusiones,…). En cuanto al mes de agosto, el 88% de las atenciones han sido por picadura de medusas, un 6% de heridas y el resto por los motivos anteriormente citados.
Óbito en Gran Playa
Desafortunadamente, hay que lamentar un fallecimiento en el mes de julio, en Gran Playa, “el caso de una mujer, con muchos antecedentes, pues había padecido un ictus, superado un cáncer de mama hace relativamente poco y rondaba los ochenta años. Los compañeros la atendieron y realizaron la reanimación de emergencia y, tras la llegada del Samu, tras una hora y media de intentos, fue imposible sacarla de la parada”, apunta Juan López Palao, técnico de socorrismo y emergencias.
Palao recordó también que “el día anterior a este caso, a doscientos metros escasos de donde registramos el óbito, se consiguió sacar a una persona del agua que estaba en parada respiratoria. Tras la reanimación rápida, el resultado fue positivo, gracias a la rápida intervención de la socorrista”. Se trataba de un hombre mayor, usuario diario de la playa, quien además iba y venía todos los días a la boya.
Los miembros de Cruz Roja recomiendan que personas mayores y aquellos que tengan antecedentes cardiacos o estén recién operados acudan siempre a la playa acompañados, “y en franjas donde el sol no pegue mucho”. Por suerte, sólo se ha registrado en julio un golpe de calor, un caso de insolación y, sumando agosto, 13 lipotimias, “pero, este verano, hemos visto ictus, lo que no suele ser algo, precisamente, habitual”.
Agradecen que vecinos y veraneantes estén atentos de las indicaciones que, desde los puestos, se emiten: “como que estén mucho a la sombra, refrescarse de forma continua, etc. Quizás sea la prevención y la concienciación la razón de estas bajas cifras”.

Pez araña
Uno de los que más llama la atención son las picaduras por pez araña, que ascienden a 117. Nuevamente, Levante es quien registra el mayor número de casos (casi la mitad -52-). “El pez araña”, explica Galán, “se esconde en la arena, cerca de la orilla. Se queda semi enterrado, con tres púas largas hacia arriba. Al pisarlas, inyecta un veneno muy doloroso, que provoca una especie de quemazón. Están presentes en todas las playas y su incidencia se mantiene, como el año pasado”.

Niños perdidos
Hasta 26 veces se ha activado durante julio y agosto la alerta por niños perdidos. Afortunadamente, tras haberlo comunicado sus padres en los puestos de Cruz Roja, “no ha pasado de los diez minutos el tiempo que hemos tardado en localizarlo”. Levante, con nueve casos, Gran Playa (ocho) y Playa Lisa (cinco), más Varadero y Tamarit con dos cada uno de estos arenales, han sido los lugares donde se han registrado los casos.
Recuerdan desde esta ONG que se ha vuelto a contar con el servicio gratuito de pulseras de localización. Los padres han podido acudir a cualquiera de los puestos, solicitar una pulsera que se pone al niño y donde están registrados su nombre y datos de contacto de emergencia. “La pulsera se puede mojar, no se suelta y, además, dura varios días, para quitarla hay que cortarla”. Explicaban los voluntarios que “es algo normal, especialmente en playas grandes o concurridas, porque los niños (más si son pequeños) juegan, se desorientan y se olvidan de los puntos de referencia o de qué color era su sombrilla”.
Finalmente, y siguiendo con los datos, a todas estas atenciones hay que sumarles las curas realizadas en 393 heridas, 60 contusiones, 42 picaduras de insecto y 24 evacuados, así hasta sumar, junto a los 85 casos incluidos en varios, un total de 7.813 asistencias, casi 126 diarias (alrededor de seis por socorrista presente en nuestras playas). Sin duda alguna, los datos que arrojan estos dos primeros meses de la campaña de verano ratifican un servicio de lujo.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Despilfarro de agua
Miguel Ángel Bermúdez 15 de septiembre
PROFES DE RELI UNIDOS
Profesores de Religión de la Provincia de Alicante 15 de septiembre
LAS DOS, LAS TRES
Bernardino Gago Pérez 11 de septiembre
LAS VÍCTIMAS SON NECESARIAS
Pedro Morante Gutiérrez 11 de septiembre
IN MEMORIAM
Vicente Luis Valero 1ro de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.