SALUD PÚBLICA
 

Calor, sol y ahogados, los principales riesgos que presenta el verano

 
Viernes 7 de agosto de 2015 0 comentarios
 

Cada año recordamos consejos para tener un verano sin complicaciones. Los derivados del sol, como el golpe de calor, tienden a ser los más frecuentes y graves. Con las vacaciones el Departamento de Salud Municipal repite las recomendaciones para tener un verano saludable y sin incidentes.
La situación de calor extremo que estamos sufriendo este verano, de más intensidad y mayor duración en el tiempo, está provocando un considerable aumento de situaciones de riesgo para la salud, sobre todo entre las personas de edad avanzada.
Desde la Concejalía de Sanidad recuerdan que el grupo de mayor riesgo frente a los efectos del calor lo constituyen las personas de edad avanzada, sobre todo aquellas mayores de 75 años, con menor percepción de los cambios de temperatura, a lo que se suman sus enfermedades crónicas y sus tratamientos
Otro factor que contribuye a su mayor vulnerabilidad, es que muchos mayores sufren deterioro mental, se encuentran discapacitados y/o viven solos, lo que contribuye en gran medida a su aislamiento. Por otra parte también son vulnerables los niños pequeños, las personas con sobrepeso y aquellas que consumen alcohol de manera excesiva (favorece la deshidratación).

Sencillo y efectivo
Hacia estos grupos, y por los motivos anteriormente citados, quieren dirigir una nueva campaña informativa, basándose en conocidos y sencillos consejos para evitar los golpes de calor y sus, incluso, fatales consecuencias. En primer lugar, recomiendan mantenerse siempre bien hidratado, tomar abundantes líquidos, evitando bebidas alcohólicas o con cafeína. Tampoco es recomendable tomarlos muy fríos o azucarados.
Siempre hay que suplir las sales minerales del cuerpo, especialmente en momentos que aumenta la sudoración. Éste es un aviso a deportista, a quienes se les desaconseja la práctica de deportes extenuantes en las horas centrales del día. Del mismo modo, se recomienda la ingesta de bebidas isotónicas para recuperar los minerales perdidos.
En cuanto a las comidas, evitar las pesadas y las carnes y apostar por cinco ingestas diarias, siempre con presencia de frutas y alimentos ricos en fibra y agua. La ropa que usemos ha de ser fina, no apretada, que cubre la mayor superficie, con colores claros. Muy importante es protegerse de los rayos solares, no tomando el sol en las horas centrales, usando un alto factor de protección y aplicando éste treinta minutos antes de salir de casa. Si es posible, evitar esfuerzos físicos innecesarios, especialmente para los mayores, sobre quien se recomienda que se duplique la vigilancia por parte de sus familiares. Este consejo también es aplicable a los niños.
En cuanto a las actividades a realizar, planearlas siempre cuando las temperaturas no son elevadas y buscar siempre lugares o frescos o acondicionados, siempre que éstos no tengan una temperatura muy baja.Desde Cruz Roja confirman que “estamos atendiendo más, sobre todo el servicio de playas”, destacaba la coordinadora local, “por lo que pedimos a las personas mayores que extremen las precauciones, que se hidraten constantemente, tengan controlado el azúcar y eviten las horas de más incidencia de sol, es decir, a partir de las once de la mañana y hasta las seis de la tarde como mínimo”.

Incidentes comunes
Las quemaduras, hongos y cistitis son los incidentes más comunes en verano y las picaduras de mosquitos, lo que levanta mucha preocupación en la gente, dado el elevado número de reacciones de hinchazón y escozor que se producen por causa de la picadura. Para evitar la presencia de mosquitos, recomiendan no tener en el entorno acúmulos de agua laminares, lo que evita los “criaderos”.

Ahogamientos
Al margen de las altas temperaturas y el sol, los accidentes en el agua son, aunque no muy comunes, bastante graves. Piden siempre asumir los consejos de los Socorristas y las indicaciones de las banderas es esencial para prevenir accidentes.
Ser conscientes de la profundidad del agua, no bañarse después de comer para evitar “cortes de digestión” y hacerlo en zonas señalizadas, son los consejos más frecuentes de los expertos para evitar accidentes en el agua. Y, si el accidente ya ha ocurrido, hay que seguir la conducta PAS (proteger el lugar del accidente, avisar a los servicios de socorro y socorrer en la medida de nuestras posibilidades y conocimientos)”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.