MUSICAL
 

Andrey es el Billy Elliot de Santa Pola

 
Miércoles 13 de abril de 2022 0 comentarios
 

Andrey es uno de los cinco chicos que interpretan a Billy Elliot en el musical que se representa en el teatro Victoria de Barcelona.

Hijo de Irene Rodríguez y Vlad Kaverznikov, dos bailarines muy conocidos en nuestra localidad por impartir clases en las academias de baile que tenían tanto en Santa Pola como en Gran Alacant, Andrey se crió entre música y pasos de baile desde el momento de su gestación, cuando sus padres eran bailarines en el Benidorm Palace.

Con 9 años decide apuntarse al casting para el musical de Billy Elliot, y es destinado directamente a Madrid por tener un nivel más avanzado que el resto de los niños que se presentaban. Y desde el primer momento dio signos visibles de su madurez, ya que como su madre indica, fue él mismo quien hablando con padres y madres de alumnos de las academias consiguió una familia con la que quedarse en el barrio de Usera en Madrid. Desde ahí se movía de forma independiente para ir al colegio y después al teatro donde recibía clases de acrobacia, ballet, claqué, comba, canto e interpretación, asumiendo responsabilidades como si de un adulto se tratase. A mes y medio de su debut, el espectáculo se suspende temporalmente por la pandemia y Andrey regresa con su familia y juntos pasan los tres meses de confinamiento.

Posteriormente, la compañía vuelve a contar con él, pero esta vez en Barcelona y su madre se traslada hasta la ciudad condal para acompañar a su hijo en esta andadura.

Los chicos son formados por la productora SOM Produce y reciben clases de ballet clásico, claqué, interpretación y ensayan. En una de estas clases, Andrey se rompe el metatarso del pie lo que le obligó a estar mes y medio de baja.

Finalmente el pasado 11 de marzo Andrey debuta en el papel de Billy Elliot. En esta primera actuación, tal y como su madre indica, tuvo una correcta interpretación y recibió felicitaciones, pero fue en actuaciones posteriores cuando Andrey “ se soltó realmente. Él es muy de interpretar y se mete mucho en el papel. Ahora se te ponen los pelos de punta, la verdad, y te hace llorar, te hace reír…”

Cada niño realiza un máximo de dos actuaciones por semana que es lo establecido por ley, e incluso alternan interpretando el papel protagonista de Billy Elliot o el secundario de Michael, ya que es una musical de 2 horas de duración lo que supone un gran desgaste para el protagonista. No pueden dejar de lado los estudios, ya que cada trimestre deben presentar sus notas ante Inspección y un bajo rendimiento académico les prohíbe trabajar.

El musical Billy Elliot en el teatro Victoria de Barcelona está programado hasta el próximo 22 de mayo.

Expectativas de futuro

Como su madre indica, para los miembros de su familia el baile siempre está ahí, es como parte de su formación, “vas al colegio, vas al baile”. A Andrey le encanta el baile, pero también la interpretación y le gustaría ser como Tom Holland, que también interpretó a Billy cuando era pequeño. Le gusta pintar y dibujar y en lo deportivo le encanta el Voleibol que posiblemente practicará una vez termine el musical.

“Aun es muy joven y el baile es muy duro, pero él lo ha vivido desde antes de nacer”, concluye Irene.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

A LAS TRABAJADORAS SOCIALES DE SANTA POLA
Carlos A. Pinto 23 de diciembre de 2020
A ROBERTO LÓPEZ
María del Carmen López Pomares 23 de diciembre de 2020
CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre de 2020
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre de 2020
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo de 2020

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.