DIVERSIDAD FUNCIONAL
 

ADIPSA está preparada para afrontar una nueva etapa tras la pandemia

 
Lunes 28 de junio de 2021 0 comentarios
 

ADIPSA nació hace 19 años para dar respuesta a los problemas de niños y jóvenes con discapacidad, ya que veían cómo otros niños podían desarrollar otras actividades y maneras de relacionarse que estos menores no tenían a su alcance, por ejemplo la carencia de actividades extraescolares una vez volvían de sus centros.

Desde el principio la asociación tuvo el sueño de tener un local suficientemente amplio que les permitiera atender a sus usuarios, creando un espacio de ocio donde poder socializar e interactuar entre ellos, proporcionándoles un mayor bienestar además de una mejor calidad de vida, así como disponer de un lugar que les permitiera acompañar y guiar a los familiares a afrontar aquellas dificultades que pudieran presentarse.

Este sueño empezó a cobrar forma cuando uno de sus socios les donó un piso tras su fallecimiento, indicándoles que lo vendieran y comprasen un local para los usuarios. Tras la crisis económica que dificultó la venta del piso y el tiempo que emplearon en localizar un local que reuniera las condiciones necesarias pasaron varios años.

Nueva sede

Una vez localizado y comprado el local, gracias a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas recibieron una subvención que les cubrió parte del presupuesto para adecuar y reformar el local. Han tardado casi dos años en terminar la reforma porque necesitaba incluso rehabilitación de los pilares, pero ha merecido la pena ya que por fin han logrado el sueño que tenían.

Pocas asociaciones disponen de un local en propiedad, lo que supone una clara ventaja de cara a no tener que depender de nadie ni pagar un alquiler. El local es grande y facilita que los usuarios se puedan sentir cómodos. Cuenta con una habitación preparada por si pudieran tener un fisioterapeuta o para ubicar una sala de informática, su uso dependerá de las necesidades de los jóvenes. También dispone de cocina, despachos para reuniones así como para el personal de trabajo social, y una sala muy grande para utilizarla como un club social. Es un local totalmente adaptado que está dentro de una urbanización y para los usuarios es más seguro que estar a pie de calle.

Objetivos

Los principales objetivos de la asociación son ayudar e informar en todo lo que les pueda hacer falta tanto a usuarios como a familiares, hacerles felices y favorecerles una vida más agradable. La asociación acoge a personas con cualquier tipo de diversidad funcional.

Gracias a los servicios y recursos de este tipo de asociaciones pueden participar e integrarse en sociedad ya que en los medios comunes de participación no suelen tener muchas posibilidades. Aquí vienen a participar, aprender y hacer actividades, mejorando la calidad de vida tanto de los usuarios como de sus familias, creando un espacio de ocio para ellos, y un lugar donde las familias encuentren apoyo entre ellas.

Nuevo proyecto

Tienen puestas todas sus ilusiones en empezar otra vez con fuerza y están preparando un proyecto con el que ofrecer ayuda a domicilio a los integrantes de la asociación. Mediante esta ayuda los usuarios podrán dar paseos, realizar actividades o cubrir otras necesidades, ya que parte de ellos se están haciendo mayores y las familias necesitan apoyo. Tienen pensado contratar a una o dos personas auxiliares dependiendo de la demanda que exista.

Actividades

Este verano comenzarán a realizar salidas en pequeños grupos o individuales, pero sin pernoctar, ya que los usuarios están casi todos vacunados pero los voluntarios son jóvenes y todavía no, por ese motivo ven inviable hacer noche.
En cuanto puedan también pondrán en marcha en las nuevas instalaciones el taller de ocio.

Pandemia

La pandemia ha acentuado la vulnerabilidad de estas personas y de sus familias. Para ellos ha sido muy duro, ya que les cuesta más y no tienen las mismas habilidades para gestionar la situación excepcional de estar encerrados durante una largo periodo de tiempo. Se interrumpió de golpe tanto su rutina como el trabajo en sus centros y la estimulación diaria, siendo muy difícil hacerles entender lo que está sucediendo. El estrés, ansiedad y estado anímico de los padres se les traslada a ellos. Para la asociación su prioridad ha sido la salud y la prevención.

Colaboración

Desde la asociación piden colaboración tanto a entidades privadas como públicas. Siempre han contado con la colaboración de la Diputación de Alicante desde el Área de Bienestar Social, de la Conselleria, de la Fundación Pikolinos, y este año también de Políticas Inclusivas de la Generalitat.

ADIPSA se encuentra en la Avenida Portus Ilicitanus, 2, bloque 2 y se puede visitar de lunes a miércoles en horario de 17:30 a 20:00 horas.

 
 

Portafolio

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

A LAS TRABAJADORAS SOCIALES DE SANTA POLA
Carlos A. Pinto 23 de diciembre de 2020
A ROBERTO LÓPEZ
María del Carmen López Pomares 23 de diciembre de 2020
CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre de 2020
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre de 2020
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo de 2020

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.