EDITORIAL
 

TALIBANS

 
Viernes 19 de mayo de 2017 0 comentarios
 

No vamos a hablar del negociete, o negociazo, que se han montado unas cuantas comunidades con la lengua. Tampoco de la frontera artificial que se está generando dentro de una Europa unida. O de la barrera a la movilidad laboral cuando uno tiene críos en ciertas edades escolares, cuando se juegan su futuro a una nota. Ni mucho menos diremos una palabra sobre si hay que destinar más o menos medios para el aprendizaje de un idioma (que, por supuesto, es que sí. Siempre).
Lo que hay que discutir es la valía, o no, de un decretazo escrito, revisado y aprobado a correprisas. Con más parches que soluciones. O quejas al Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo de la Comunitat Valenciana). Todo será que, a mitad de curso, debamos accionar el freno de mano, derrapar estilo El Vaquilla y volver a las líneas.
Clama al cielo que, por el aplauso a la libertad de elección (a la cual cual también nos sumamos, siempre), vayamos a perder oportunidades. De todos los centros educativos de Santa Pola, sólo uno imparte Avanzado 2. Es decir, el máximo nivel de titulación (B1 en Inglés y C1 en Valenciano –el Mitjà-) al fin de la etapa educativa. 28 plazas para 317 personas nacidas en 2014. Hagan cuentas de la pelotera. Ni las entradas para los Rollings.
Sin embargo, en un ejercicio de tolerancia, algún/a iluminado/a en Valencia ha tenido la brillante idea de imponer a los trabajadores de la Administración autonómica en qué idioma han de iniciar la conversación. ¿Censura previa? ¿Asalto a la libertad de expresión? ¿Compulsión sobre las personas? NO, defensa de la lengua. Aaaaaah, perdón. No sabíamos que para defender algo hay que cargarse libertades. Va a ser ahora que los que andan liándola parda por el oriente medio son unos amantes del libre albedrío.
Si te vas a poner talibán, al menos genera oportunidades. Sé coherente y reconoce la ‘empastrà’. Defensa del Valenciano (sí, con mayúsculas), siempre. Imponerlo porque te cause erotomanía, pues va a ser que no.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

UN RECUERDO PÓSTUMO AL MÚSICO ANTONIO ESPINOSA BONMATÍ
Emiliano García Alcázar - Crítico e investigador musical 12 de enero
¿Viven bien los españoles?
Pedro Morante Gutiérrez 15 de diciembre de 2017
Agradecimiento de Cáritas Santa Pola
Cáritas Parroquia Santa Pola 15 de diciembre de 2017
Playas en Santa Pola
Miguel Ángel Gómez 1ro de diciembre de 2017
Servicios bancarios, cada vez menos
Miguel Ángel Bermúdez 1ro de diciembre de 2017

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.