Grupo Municipal Cs Santa Pola
 

El balance claroscuro de la fuerza

 
Viernes 12 de enero de 2018 0 comentarios
 

Terminado el año y aprovechando la nostalgia de las fechas, es momento para la reflexión y la retrospección. Echando la vista atrás, nos encontramos con un año 2017 marcado por lo que vamos a denominar como la Santísima Trinidad de la gestión municipal.
En primer lugar tenemos al Padre (el origen de todo): la situación con los concejales no adscritos, que este curso político ha llegado a su cénit con la retirada de sus delegaciones por sentencia judicial, lo cual ha generado una inestabilidad política y de gestión que para nada ha sido positiva para los intereses de Santa Pola. Además de esa situación, nos hemos encontrado con que concejales que ya tenían delegaciones –algunas bastante importantes-, ahora cuentan con mayor carga de trabajo y responsabilidad, con lo cual me van a permitir que dude de la capacidad de sacar adelante todos los proyectos que requiere Santa Pola con menos cabezas y menos manos que con las que se inició la legislatura.
Para seguir, aparece el hijo (una consecuencia directa de la actividad del Padre): la situación del colegio de Gran Alacant. Durante el año pasado pudimos ver declaraciones en las que se aseguraba que el colegio iba a comenzar su construcción de forma inminente. Ni que decir tiene que, a día de hoy, no hemos visto piedra alguna que comience la obra. Tampoco papel alguno que la licite. Lo que sí hemos visto es cómo se han llegado a exasperar –alcanzando a veces el insulto- con esta humilde servidora por señalar la duda razonable; que no iba a ser posible esa promesa, por mucho que la Sra. Alcaldesa lo jurase y perjurase.
Por último, llegamos al Espíritu Santo (el intangible que sobrevuela a los anteriores): el Plan de Humanización. Empezando por la total falta de transparencia en su implantación (no lo digo yo, lo dice el Síndic de Greuges) y terminando por las consecuencias negativas de su puesta en marcha (datos de la Asociación de Comerciantes).
Sin duda, a esta Trinidad de empastraes se le suman otras –algunas responsabilidad directa de la gestión actual, otras de la anterior- que también merecen especial mención. Hablamos, queridos lectores, de la larga retahíla de procesos abiertos contra políticos y funcionarios santapoleros. No estamos queriendo faltar a la presunción de inocencia de nadie, pero bien es cierto que se trata de una lista amplia y destacable, a la vez que da una imagen bastante mala de puertas hacia fuera. También es preciso lamentar el aumento de accidentes en la N-332, entre otras cosas por la falta de acción del Ministerio de Fomento con respecto a esta carretera. Aunque se ha procedido a mejorar su señalización, ello no supone más que un parche a una zona que debe ser reorganizada, además de forma urgente.
Otras cuestiones, ya más marginales pero que sí me causan un perjuicio directo en mi trabajo es el constante esfuerzo por torpedear y dejar vacías de contenido nuestras mociones y propuestas a la mínima oportunidad. Cuando no es posible, simplemente pasan a la inacción y a no aplicar los acuerdos tomados por el Pleno. Lo cierto es que este Gobierno cuyos buques insignia eran la participación y la transparencia parece que los ha abandonado o se encuentran en dique seco.
Bien es cierto que no todo ha sido carbón en estas Navidades. Dicen que siempre hay que mirar el lado positivo de las cosas y no seré yo quien lo contradiga. Como puntos positivos, destacaría que se ha conseguido empezar a cobrar la deuda de MASA. Después de plenos interminables y de horas y horas de debates estériles y duelos de sable láser entre Luke Skywalker y Darth Vader (dejo al lector la responsabilidad de determinar quién es Ignacio Soler y quien Miguel Zaragoza).
A modo de conclusión, diría que ha sido un año con luces y sombras, como el camino de la Fuerza, pero que se ha desviado algo más al Lado Oscuro. Le pediría al 2018 que nos traiga más luz, más transparencia, más participación, menos palabras y más hechos, que es lo que necesita nuestro pueblo.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 
 

CARTAS AL DIRECTOR

CATALUÑA TIENE UN CÁNCER
Pedro Morante Gutiérrez 7 de septiembre
DUELE, PERO HAY QUE DECIRLO
Pedro Morante Gutiérrez 7 de septiembre
QUEJAS DE UNA VECINA DE SANTA POLA
Vera Gutiérrez 7 de septiembre
13ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 31 de agosto
POBLE MEU!
Loreto Cascales Martínez - Presidenta PP Santa Pola y Diputada Nacional 31 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.