José Manuel Espín Montes
 

UN CASO DE REFLEXIÓN

 
Viernes 17 de marzo de 2017 0 comentarios
 

ió asistir al Pleno Municipal sólo por el gusto de comprobar ‘in situ’ tanto comentario sobre parte del equipo de Gobierno, así como las propuestas y puntos que se suelen dar, tratar y aprobar. Qué casualidad que, tras tratar ni un solo tema que no fuese modificaciones de créditos, cambios de calles (de nombre, me refiero, se ve que está de moda ahora), en el punto 17-F, de políticas sectoriales, pudimos pasar vergüenza de ver la incompetencia, la chulería. Sí, la chulería, tal como suena, del señor Paco Soler donde, a pesar de haber estado grabando los plenos con su cámara propia (no sé con el permiso de quién) y de qué cosecha se sacó esa responsabilidad, aparte de guardarse las cintas en su tesorería particular, tuvo el atrevimiento hasta de decir que se le había roto la cámara y que el Ayuntamiento se la había pagado.
No sabemos en este momento, pero lo estamos averiguando, si es legal o, por lo contario, está protegido por estas nuevas leyes de reserva de datos, por las cuales ya existe durante la sesión una escribiente titulada que toma actas oficialmente del mismo, que además quedan archivadas y registradas.
Y ahora le preguntamos al señor Paco Soler: Ud. Debe estar enfermo o, por lo contrario, tener sueños de actor o periodista, o por el contrario complejo. Ya se le debe haber olvidado la que lió cuando se le aceptó en Ciudadanos, donde ya entró con malas artes, mentiras y falacias. Y le bastaron tres reuniones para reventar el partido, donde le dejamos solo con su amigo Ignacio y la postuladora Eva Mora. Nos marchamos desde el fundador, coordinador y cinco miembros de la junta. Todos ellos señores con educación, formas y dedicación al partido y a Santa Pola.
Le recuerdo a usted, señor Soler, ‘Paco’, que usted entró su ordenador y, sin el permiso del coordinador, secretario ni junta, grabó todas las juntas y sesiones de las que se valió luego para sembrar dudas y la puntilla en el seno de algo que estaba funcionando muy bien. Así nos va en Santa Pola, con personajes que según usted tenía tres carreras, como apostilló delante del coordinador comarcal.
Después de todo ello, tras hacer piña con el otro Soler y su sobrina Eva Mora, ya están ustedes cobrando, aunque no sabemos por qué. En el caso de Eva Mora, le cuesta a Santa Pola 2.600 euros todos los meses. En su caso, ídem de lo mismo, lo que es peor, por sembrar la duda y la discordia. Y aclare una cosa, por favor, usted tiene un partido o debe ser un partido fantasma.
Lo del señor Soler, ‘Ignacio’, ya es algo particular. No me atrevo ni a opinar. Dice el refrán: “Es de bien nacidos el ser agradecido”. Todo se andará ya mismo, y no duden que, a partir de ya, asistiremos a todos los plenos. Y créame que acompañados de muchísimos santapoleros, así que póngase las pilas…

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Playas en Santa Pola
Miguel Ángel Gómez 1ro de diciembre
Servicios bancarios, cada vez menos
Miguel Ángel Bermúdez 1ro de diciembre
Supresión de estacionamientos para discapacitados
Virgilio Gómez Arjona 17 de noviembre
Separatismo
Manuel Arroyo Martín 7 de noviembre
Lo que debe hacer Puigdemont
Pedro Morante Gutiérrez 7 de noviembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.