Pedro Morante Gutiérrez
 

SOMBRILLAS VOLADORAS

 
Viernes 18 de agosto de 2017 0 comentarios
 

Todos los veranos vivo la misma experiencia, algunos años hasta tres o cuatro veces. Estoy tumbado en mi hamaca debajo de mi sombrilla leyendo el periódico o simplemente mirando cómo la gente se baña cuando de repente veo que viene hacia mí una sombrilla volando, si viene con la copa por delante me llevo un susto, pero si viene con la punta, que parece la lanza de un gladiador romano, entonces es pavor lo que me entra. Hasta ahora yo he tenido suerte solo me he llevado sustos, pero algunos vecinos han sufrido las consecuencias en sus carnes.
Las sombrillas suelen llevar dos cuerdas, es mejor tres o cuatro, que van desde la copa hasta el suelo y su función es atarlas a unas bolsas llenas de arena que sirvan de “muerto” para evitar que con el viento vuelen. Señores novatos en cuestión de sombrillas : sitúense donde quieran, siempre que no esté prohibido, pero por favor pónganles “muertos” para evitar accidentes.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Despilfarro de agua
Miguel Ángel Bermúdez 15 de septiembre
PROFES DE RELI UNIDOS
Profesores de Religión de la Provincia de Alicante 15 de septiembre
LAS DOS, LAS TRES
Bernardino Gago Pérez 11 de septiembre
LAS VÍCTIMAS SON NECESARIAS
Pedro Morante Gutiérrez 11 de septiembre
IN MEMORIAM
Vicente Luis Valero 1ro de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.