Pedro Abascal
 

ÉTICA, MORAL Y REGENERACIÓN POLÍTICA

 
Viernes 21 de diciembre de 2018 0 comentarios
 

En el Pleno Municipal correspondiente al mes de noviembre, el Partido Popular presentó una Moción en la que, haciendo suyas las Tesis de Compromis, Izquierda Unida, Podemos, PSOE, y los Tránsfugas sobre la ética, la moral y la regeneración política, solicitó la DIMISIÓN DE LA ALCALDESA.
No había que ser muy listo para tener claro que la Moción sería rechazada dado que a raíz de la imputación de la Alcaldesa, se había vuelto a firmar un NUEVO PACTO entre los Partidos Gobernantes.
Un Pacto, en este caso de “SILENCIO”.
Un silencio que, paradójicamente, dice mucho pues viene a reflejar la Política entendida no como la defensa de los intereses generales de los ciudadanos sino como la defensa de los intereses del Gobierno Municipal y especialmente de cada uno de los partidos Gobernantes.
La consigna, era clara…¡Hay que aguantar contra viento y marea!, y …a la MIERDA lo que hayamos defendido sobre cómo han de ser los políticos y la Política!.
Un silencio que ya era previsible a raíz de la foto de familia a las puertas del Juzgado donde todos los partidos del equipo de Gobierno con tránsfuga incluido (Ignacio Soler) acompañados del Séquito y Corte habitual acudieron para mostrar su apoyo a la Alcaldesa, imputada (antes) investigada (ahora), y darse el lujo de decir aquello de “¡Yolanda, se fuerte!”.
Una foto, para enmarcar, que ya hacía vislumbrar el éxito de la Moción del Partido Popular.
Un Silencio autoimpuesto para seguir ocultando a los Ciudadanos los intereses que hay detrás para mantener este Gobierno Municipal.
Un Silencio para no hacer autocrítica.
Un Silencio para reflejar y mostrar las vergüenzas de cada uno de los que sustentan a una alcaldía que si fuera de derechas ya estaría denostada, humillada y con su cabeza en una pica para escarnio público.
Un Silencio que dice mucho de quienes callan.
Un Silencio que viene a corroborar “que, todos los silenciosos, son responsables de la política Municipal de estos años”.
Un Silencio que trata de acallar, ante la opinión pública, un debate político que debe producirse a raíz de los hechos denunciados y por los que está imputada (antes), investigada (ahora) la primera autoridad municipal.
Y entre medio de tanto silencio, irrumpió en el Pleno la Hipocresía, de quienes defienden una cosa aquí y la contraria allá. Ya se sabe que “en este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”.
Y con toda la Hipocresía posible, nuestros Gobernantes cambiaron el color de la lente con el que se debía debatir el asunto de la Dimisión de la Alcaldesa.
Pedro Abascal

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

OCTUBRE, MES DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA
AECC SANTA POLA 8 de noviembre
¡URGENTE! PLAYAS LIMPIAS, OCÉANOS LIMPIOS
Miguel Ángel Bermúdez Gómez 8 de noviembre
PACO CONEJERO, POR FIN!!!
Batiste 14 de agosto
RESONETO DE LA 14ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 14 de agosto
AGRADECIDO
Ramón Vaquero Alosete 14 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.