Manuel Arroyo Martín
 

DAÑOS COLATERALES

 
Viernes 12 de enero de 2018 0 comentarios
 

Es pequeño para entender la vida
pero igual que aprendió mucho de amor
es capaz de captar el desamor
y tristeza en la relación podrida.
Vivirá con dolor la despedida
de papá y de mamá pero es mejor
que asimile que aquel brillo y color
de la vida en común es flor perdida.
Se acabó ya el amor tras la pasión
y en prisión se tornó la libertad
de aquel niño al perder flor e ilusión.
Esa merma de su felicidad
deberá superar con protección,
comprensión, formación y humanidad.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

CUANDO SE ATACA LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS
Roque Miguel Alemañ Bonet 24 de mayo
EL TRANSFUGUISMO ES LA MAYOR CORRUPCIÓN POLITICA
Antonio Sempere 24 de mayo
INFORMACIÓN Y TRANSPARENCIA
Xesco Franco 17 de mayo
¿Y el alcantarillado pa cuándo? La subvención de Diputación termina en agosto 2019
Gema Pérez Lledó 17 de mayo
LOS NUEVOS POLÍTICOS
Pedro Morante Gutiérrez 3 de mayo

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.