REMO
 

Medalla de plata para las féminas en su primer año

 
Viernes 30 de octubre de 2015 0 comentarios
 

El falucho de la Universidad Politécnica de Valencia se proclamó por tercer año consecutivo campeón de la XXVIII Travesía a Remo Santa Pola–Tabarca–Santa Pola, superando por pocos metros y en un final de infarto al barco del Real Club Náutico de Alicante. La climatología fue un factor adverso para los remeros ya que el evento se disputó con una temperatura ambiente de 20º, cielo nuboso con finas lluvias, mar con mucho oleaje y 20 nudos de velocidad del viento. Apenas efectuada la salida se situaron en la cabeza la Universidad Politécnica de Valencia, el Real Club Náutico de Alicante y el Club Náutico Campello. En el kilómetro 4 los universitarios y alicantinos se fueron en solitario dejando atrás a Campello y demás competidores.
Entre el kilómetro 13 y 15 se produjo la gran reacción de los alicantinos ya que dieron alcance hasta el entonces bicampeón de la travesía. Los últimos 1.400 metros estuvieron cargados de emoción e incertidumbre por el desenlace de prueba al ver a dos embarcaciones deslizarse en paralelo. A falta de 900 metros la Universidad Politécnica de Valencia tuvo más fuerzas que su oponente, recorrió los últimos metros en solitario y entró victorioso a meta.

Estreno casi dorado
Previamente se disputó la categoría féminas, donde el Club Náutico Campello, con un tiempo de 1 hora, 46 minutos y 26 segundos demostró ser superior al resto de participantes y consiguió el oro, escoltado por el Club Náutico Santa Pola, quien detuvo el crono en 1 hora, 48 minutos y 15 segundos tras un notable duelo sobre el final y se colgó la plata al superar a la Universidad de Alicante quien logró el bronce con un tiempo de 1 hora, 52 minutos y 26 segundos.
Desde los primeros metros, el equipo santapolero quiso dejar claro que remaban en casa por eso buscaron situarse a la cabeza de la regata. A partir de los 5000 metros de regatas, Campello ya lideraba la prueba y Santa Pola, por detrás de Alicante, se esforzaba por alcanzarlas. Las santapoleras mantuvieron un ritmo y palada constante y cuando ya parecía que había que conformarse con el bronce, el perfecto rumbo que trazaron desde Tabarca permitía a las santapoleras alcanzar a Alicante y hacerse con la plata de regata.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo
OCTUBRE, MES DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA
AECC SANTA POLA 8 de noviembre de 2019
¡URGENTE! PLAYAS LIMPIAS, OCÉANOS LIMPIOS
Miguel Ángel Bermúdez Gómez 8 de noviembre de 2019
PACO CONEJERO, POR FIN!!!
Batiste 14 de agosto de 2019
RESONETO DE LA 14ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 14 de agosto de 2019

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.