FÚTBOL FEMENINO
 

Seis goles en un derbi donde la entrega brilla más que el fútbol

 
Viernes 25 de enero de 2019 0 comentarios
 

El segundo derbi en la historia del fútbol femenino de la villa marinera se disputaba con las ganas y la emoción que estos partidos levantan entre la población. ‘El Monsa’ se vistió de gala para recibir al Santa Pola Femenino CF, respirándose el fútbol por cada rincón del campo. Las protagonistas saltaban al terreno de juego con el coraje y el corazón que implica disputar este encuentro. Ambos conjuntos querían tener el dominio del esférico, pero ninguno era capaz de hacerse con el control en su totalidad. El partido empezó igualado, tanto en juego como en ocasiones, aunque el primer tanto llegaría antes del primer cuarto de hora. María Canales sería la encargada de materializar el primero de la tarde, un fallo en el saque de la portera local hizo que el balón fuera directo a la jugadora rojiblanca quien no desaprovechó esa oportunidad de oro para adelantar al Santa Pola en el marcador. Pero la alegría no le duró ni un cuarto de hora, y es que Tovar sacaba una falta que la barrera rechazó, momento que aprovechó Maite para hacer una diagonal y mandar el balón al fondo de la red para colocar las tablas en el luminoso. El partido transcurría con emoción, corazón y entrega por parte de ambos conjuntos que buscaban la forma de volver a adelantarse en el marcador, algo que conseguiría Laura en el minuto 38 gracias a un disparo que rozó la bota de una jugadora del Bahía y se coló en la portería. En ese momento tanto el Santa Pola como su afición se contagiaron de euforia al ver cómo el marcador reflejaba un 1-2 y, cuando todo hacía indicar que se llegaría al descanso con ese marcador, Ana remataba un córner a un minuto de finalizar la primera mitad. Un tanto psicológico que hacía prever que la segunda mitad sería de infarto.
La segunda mitad fue más tranquila, en cuanto a goles se refiere, porque la tensión y la emoción se vivió hasta el último minuto. Volvían al terreno de juego las mismas protagonistas para cambiar el marcador tan solo diez minutos más tarde. Fue entonces cuando María Carratalá caía en la trampa y provocó un penalti en contra de las azulonas. Pena máxima que se encargaría de materializar Laura rematando con seguridad a la derecha de Ester. Esto provocó que las rojiblancas se llenaran de confianza y seguridad para lanzarse a por la victoria, pero enfrente tenían a un Bahía que ha dado un giro de 180 grados desde que comenzó la temporada. Tienen más seguridad, más juego y más peligro que en el primer derbi que se jugó en la ida, y lo demostraron creando ocasiones para volver a igualar el partido pero sin suerte de materializar ninguna de ellas. El partido agonizaba con ese 2-3, todo hacía indicar que el Santa Pola volvería a llevarse la victoria en el derbi llegaba una falta en el último mito a favor de las ‘mini’ guerreras. Una oportunidad de oro para lograr un punto en uno de los partidos más emocionantes hasta la fecha. María Carratalá se encargaría de rematar, de forma magistral, el esférico para que sobrepasara la barrera y se colara hasta el fondo de la red. Con esto, se redimía del penalti que cometió minutos atrás y conseguía que el encuentro finalizara con un empate a tres. Un resultado más que justo si se analiza lo que se vio sobre el terreno de juego, pues fue un partido apasionante donde el corazón y el coraje destacaron por encima del fútbol.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

ALGO MÁS QUE PALABRAS
Víctor Corcoba Herrero 8 de febrero
LIBERAL DE DERECHAS
Pedro Abascal 8 de febrero
EL CEMENTERIO Y LOS GATOS
Paquita Durá Mollá 8 de febrero
EL PARO Y EL SALARIO MÍNIMO
Pedro Morante Gutiérrez 8 de febrero
O MÁS ABSURDO DE LO ABSURDO
Jacobo-Vicente Aguilar Amat 8 de febrero

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.