FÚTBOL
 

Monsa apuesta por una vuelta a los valores y la integración en el fútbol

 
Viernes 3 de febrero de 2017 0 comentarios
 

Andrés Baile Medina, ‘Monsa’, es todo un icono del fútbol local. Icono que verá cómo su nombre corona una de las instalaciones deportivas de la localidad, el que hasta antes del Pleno del pasado viernes era el campo de Salinetes. Monsa ha desarrollado su vida deportiva tanto como jugador, desde 1965 en la OAR Santa Pola hasta como entrenador, en el Santa Pola, el Crevillente Deportivo, el Romanense o el Monóvar, entre otros. Desde el año 2002 se ha centrado en el deporte adaptado y, desde la temporada 2012, lo aúna con la coordinación deportiva del Bahía.
Para Monsa, esta distinción ha supuesto una enorme alegría, además de sencillez, pues asevera que “cualquiera de mi generación podría haber sido digno de poner su nombre a una instalación. Por eso, deseo que, en mi persona, se refleje a todos aquellos que amamos este maravilloso deporte llamado fútbol”.
Nacido en el año 1949 (aunque quien lo conozca no pueda creerse la edad que tiene), es uno de los pocos que ha podido vivir toda su vida ligado al fútbol. Arrancó a los doce años, “acompañando a la generación más mayor, recogiendo los balones y esperando que me dejasen jugar. Con ‘El Nene’, Sevilla, Bonmatí...”. Por aquellos entonces, se jugaba en la playa, “y ahí estábamos, pendientes de que, si faltaba uno, poder entrar en el partido”.
Asegura que, compaginar su pasión por el deporte y el trabajo, ha sido difícil. Muchas cábalas y ajustes de horarios para compatibilizar fútbol, estudios y trabajo. Por eso, cuando mira su trayectoria desde su amplia perspectiva profesional, no duda en afirmar que “las dificultades te hacen ser mejor persona, máxime cuando estás trabajando con gente con capacidades diferentes. Para ellos, todo es esfuerzo y no piden nada a cambio. Eso te reconforta y te hace ser mejor deportista y mejor persona”.

Valores, ante todo
Es de la opinión de que esos valores que se viven en el fútbol adaptado deberían trasladarse a las categorías más jóvenes, “ya que desconozco por qué en el fútbol base están primando los resultados”. Resultados y “cuestión crematística. Dinero. Meter a cualquier chaval en una entidad deportiva cuesta dinero y hay familias que no pueden soportar estas necesidades”. Por eso, “los que nos dedicamos al fútbol tenemos que ayudarlos”.

Padres y resultados
Los niños siempre han tenido sus héroes dentro del mundo balompédico. Ahora, no sólo quieren ser como ellos, también quieren sus éxitos. Pero, ¿son los padres quienes piden resultados o son los propios niños?. Monsa no lo duda: “son los padres”. “Muchas veces veo a los padres que atosigan a los hijos, con unas manifestaciones y gritos de fuera del campo que pretenden empujar a sus hijos para que hagan más. No se dan cuenta de que los están perjudicando”.
A edades tempranas, más entre los ocho y los doce años, “lo que necesitan los niños es divertirse, no que sus padres estén ahí, ahí y buscando siempre el resultado”. En este aspecto, es altamente tajante, pues califica la situación como “mala educación deportiva que hemos de intentar eliminar”.

Fútbol y féminas
De unos años ahora, las chicas están cada vez más presentes en el fútbol. Las categorías base sí que cuentan con equipos mixtos pero, a partir de Cadete, se segregan. Monsa apunta a la Federación como responsable, “pues son ellos quienes quieren una liga de fútbol femenina y masculina. Desconozco el porqué. No sé si será por compartir vestuario o qué motivo habrá”.
Desde luego, que no por capacidad, “porque físicamente se adaptan igual. Yo diría que, incluso, no existe una diferencia medianamente evidente hasta Juvenil”. Por este motivo, es partidario de seguir luchando por la integración total, “por qué hablar de separación cuando no hay diferencia en el rendimiento. La Federación, de hecho, tampoco explica más”.

Panorama local
Planea el entrenador sobre la situación del fútbol a nivel local, plagada de entidades y equipos, con las fuerzas un tanto atomizadas. “A nivel deportivo local creo que hay muchas entidades. Esto es bueno, porque hay más equipos, pero hemos de ser capaces de dialogar para intentar formar una única entidad, un único club. O, si no es posible, que cada entidad se provea de monitores, educadores y entrenadores no sólo titulados, también que sepan trasladar sus conocimientos a la gente que se está formando. Hasta Juvenil hay que llevar un extremo cuidado”.
Siempre se ha hablado de los valores del fútbol, pero una cosa es lo que se enseña a los jóvenes y otra muy distinta lo que se observa en las canchas profesionales todos los fines de semana. Y, como se ha dicho antes, los niños copian modelos, “además de que la mentalidad de los entrenadores está siendo la de ganar y ganar y ganar. Tendríamos que mentalizarnos un poco, porque trabajamos para formar personas, no sólo deportistas. Dependiendo de los valores que transmitamos así será este deporte en los años venideros”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Despilfarro de agua
Miguel Ángel Bermúdez 15 de septiembre
PROFES DE RELI UNIDOS
Profesores de Religión de la Provincia de Alicante 15 de septiembre
LAS DOS, LAS TRES
Bernardino Gago Pérez 11 de septiembre
LAS VÍCTIMAS SON NECESARIAS
Pedro Morante Gutiérrez 11 de septiembre
IN MEMORIAM
Vicente Luis Valero 1ro de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.