FÚTBOL
 

El Bahía se toma en casa la justa venganza contra el Racing San Miguel

 
Viernes 3 de febrero de 2017 0 comentarios
 

Cuando un equipo disputa un partido en territorio hostil, con un equipo que abusa de las faltas y del juego sucio no gusta. Si a eso se le suma que su grada no deja de prodigar bonitas palabras a los rivales, es una combinación que hace del encuentro un infierno. Y eso es lo que vivieron cada uno de los jugadores del Bahía cuando se enfrentaron al Racing de San Miguel. Pero el fútbol da segundas oportunidades y el domingo tenían la ocasión perfecta para hacer del día tan soleado que amaneció en la villa una verdadera tempestad.
Como un trueno comenzaron los santapoleros, buscando por las bandas esa profundidad de la que se caracterizan. Penalva estaba inmenso, haciendo de la banda izquierda todo un tornado casi imposible de parar. Sus jugadas eran puro peligro que aprovechaba Irles para poner en peligro el marcador inicial. Pero no eran los únicos que destacaban, todos los jugadores se han adecuado a la perfección al nuevo esquema táctico del entrenador y resaltan en sus demarcaciones. Mario Jacquet ha modificado el once inicial, en el que retrasa la posición de Alberto al centro del campo, posición en la que se le ve bastante cómodo y ayuda al equipo para darle más movilidad, más presión y más visibilidad. Un esquema que no lograba romper ese 0-0 con el que se comenzó y con el que se llegó al descanso.
El Bahía estaba dando muy buena imagen, recuperando su juego, su fútbol y la ilusión que transmitía a la grada. Ha recobrado la motivación que necesitaban para afrontar las batallas que les espera en esta segunda vuelta de liga. Y todo continuó igual en la siguiente mitad, aunque con una gran alegría tempranera en forma de gol gracias a Carlos, que fue el encargado de adelantar a los de la villa en el marcador en el minuto 46. A partir de ahí el Racing de San Miguel empezaba a crear su juego a base de faltas, de patadas, de provocar a sus rivales, con ayuda de su grada que está muy bien entrenada para ello. Son un equipo en cuanto a desestabilizar a sus enemigos se refiere. ¿Juego limpio? Si lo fuera, deja mucho que desear. Pero pese al codazo que le dieron a Garci, que le costó una expulsión directa por agresión; pese a la insistencia de remediar esa momentánea victoria azulona, no fueron capaces de arrebatarles lo que más deseaban: un nuevo gol. Esta vez comenzó en la banda derecha con Fran Rivera, quien se adentró hasta casi la línea de fondo y le envió el balón perfecto a Paloma para que se encargara de ampliar el marcador en el 86. Este fue el 2-0 final con el que se encaminaron al vestuario, unos con una sonrisa en la cara y otros con la rabia de la derrota.
Porque la venganza es algo que se sirve en un plato bien frío, pero los santapoleros se encargaron de que se fueran bien calentitos. Esta victoria les permite escalar una posición en la tabla (ahora son quintos y adelantan al Santa Pola) aunque con un partido más que todos sus rivales de arriba y algunos de atrás, lo que hace que esta plaza sea momentánea. Ahora la siguiente batalla será lejos de Santa Pola, después de estar todo el mes de enero disputando sus partidos en el pueblo. Se enfrentan al Sporting Saladar, últimos clasificados, con la esperanza de lograr la tercera victoria consecutiva.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Despilfarro de agua
Miguel Ángel Bermúdez 15 de septiembre
PROFES DE RELI UNIDOS
Profesores de Religión de la Provincia de Alicante 15 de septiembre
LAS DOS, LAS TRES
Bernardino Gago Pérez 11 de septiembre
LAS VÍCTIMAS SON NECESARIAS
Pedro Morante Gutiérrez 11 de septiembre
IN MEMORIAM
Vicente Luis Valero 1ro de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.