BALONMANO
 

La jugadora de balonmano Nuria Andreu fue clave para ganar la Copa de la Reina

 
Miércoles 30 de junio de 2021 0 comentarios
 

La jugadora de balonmano de Santa Pola Nuria Andreu, se proclamó campeona de la XLII Copa de S.M. la Reina con el Elche Visitelche.com, equipo en el que milita y con el que ha renovado por un año más.

El conjunto ilicitano levantó así la primera Copa tras 63 años de historia. Joaquín Rocamora, técnico del equipo, ha destacado a dos jugadoras por encima del resto en cuanto a su relevancia en el título, claves en el modelo especialmente defensivo, esas dos jugadoras son Nuria Andreu y Ana Martínez.

Nuria es amiga de Lara González, ellas han jugado juntas en las categorías base en Santa Pola, Andreu siendo juvenil fichó por el Sagunto, este equipo estaba creando una buena base ya que tenía a su primer equipo en División de Honor. Luego volvió al Elche y jugaron juntas un par de temporadas, antes de que Lara se marchara a Francia.

Gracias al buen trabajo de Polanens han forjado a grandes jugadoras, creando y consolidando equipos de balonmano. También hay otra jugadora de Santa Pola, Miriam Sempere que está jugando en División de Honor con el equipo Atlético Guardés de Pontevedra en Galicia.

Para Nuria, Polanens hace un trabajo muy importante de captación de pequeños deportistas, “lo que conlleva a que salgan buenas generaciones y buenos equipos”.

La jugadora tiene siempre muy presente la figura de Luis Pastor, actual presidente de Polanens, “fue uno de mis entrenadores en las categorías base, de los que mas ha apostado por mi desde el principio, también Vicente Martínez, que a día de hoy no está en el club, pero ha sido una figura puntera dentro del club Polanens, sobre todo dentro del balonmano, son las dos personas que mas me han apoyado y me han seguido en mi trayectoria deportiva”.

¿Qué significa ganar la Copa de la Reina?

Uffff… pues ganarla ha sido para mi la satisfacción personal completa, al final todo el esfuerzo ha merecido la pena, para mi ha sido el momento deportivo mas feliz sin duda, encima es una competición que me encanta.

¿Cómo fue la celebración?

Pues una vez terminado el partido tuvimos una gran celebración en los vestuarios, luego nos fuimos directas al hotel que pone la organización donde estábamos todos los equipos, una vez allí nos tiramos todas juntas a la piscina. Lo continuamos celebrando en el hotel, lo vivimos con muchísima intensidad, es el primer título del club, y el primer título de muchas de las jugadoras que estábamos allí. Seguimos cantando las canciones que nos recuerdan ese momento.

Cuando llegué a Santa Pola, me tenían preparada una sorpresa que no me esperaba, llegué al garaje de mi casa y cuando abrí para meter el coche tenía a todos mis familiares esperándome, a mi equipo senior de Polanens y de las otras categorías que llevo, me dieron un recibimiento precioso.

Dedicatoria

Este logro se lo dedica a su familia, a sus padres sobre todo, pero en especial en esta ocasión nos reconoció que se acordó mucho de su abuelo, que hacía dos semanas que había fallecido, “era muy seguidor de mi deporte y pensé mucho en él en ese momento” declara la campeona.

Temporada

La temporada ya ha finalizado y han quedado quintas en la clasificación, afirma que han competido bien, pero que no han puntuado todo lo que esperaban.

Pero al final al ganar la Copa de la Reina la liga ha quedado en un segundo plano, ya que ganando la Copa les da la oportunidad de entrar en competición europea, jugando la Supercopa. “La valoración de la temporada es muy positiva precisamente por este título. Y a nivel personal estoy muy contenta porque venía con muchas dudas con el sistema de juego que tiene el Elche, sé que es un sistema al que es muy difícil adaptarse, sobre todo la gente que viene de nueva es muy difícil de coger, yo me he adaptado muy bien, me ha gustado mucho, me ha respondido mucho tanto el juego a mi, como yo al juego, por lo que estoy supercontenta, es una temporada que va a ser difícil de olvidar para mi”.

Vivir del balonmano

A la pregunta de si se puede vivir del balonmano, nos responde que en España es difícil, es mucho mas complicado que en otros países. “Vivir el día a día sí, puedes tener un sueldo normal equiparable a cualquier otro empleo normal”, eso sí jugando en primera categoría y no en todos los equipos. “Hay muchas lagunas en el deporte de élite por las que hay que luchar y trabajar, para que se le de el valor al trabajo que hacemos”.

Diferencia entre sexos

Siendo la principal categoría en las dos, en la Liga Asobal masculina es otro mundo distinto, “es evidente que no se puede comparar, se están haciendo avances e intentando mejorar, pero a día de hoy no es comparable, es una pelea muy larga muy dura”.

Faceta de entrenadora

Al jugar en Elche y estar cerca de su casa le ha permitido poder trabajar en el club en el que se forjó como jugadora, el Polanens, y allí entrena el benjamín mixto, alevín, cadete y senior femenino. En el benjamín y alevín tiene como apoyo a Aitor, “que hace una labor muy grande, en competiciones me suple muchas veces porque con todo lo que viajo por los partidos muchas veces me coinciden encuentros. En el cadete tengo de apoyo a Luis Pastor que también me apoya mucho, y el senior lo llevo un poco más sola. Este equipo ha salido nuevo este año en Polanens, tengo a gente de mi generación que jugaba conmigo cuando era infantil, hay jugadoras que llevaban varios años sin estar en activo y que tenían muchas ganas de volver, está siendo una experiencia brutal”. Este año hasta mayo también ha podido trabajar en el comedor escolar del Cervantes, su cole de toda la vida.

Futuro

La jugadora no se conforma con el deporte, y ha podido compaginarlo estudiando Trabajo Social, “no he terminado la carrera todavía, pero me gustaría ejercer de trabajadora social, creo que es algo muy vocacional y que a mi me va bastante bien, por lo menos en las prácticas lo he disfrutado mucho, es algo en lo que me gustaría trabajar el día de mañana”. Aunque también se ve como entrenadora, le gusta muchísimo ese trabajo y se está formando para eso, está preparando el curso de entrenadora nacional, que es el último nivel que le falta por sacarse.

Lo más duro

Para Nuria lo más duro de llegar a este nivel han sido las lesiones, “hay momentos en los que lesionarse es como tu rutina, tu estilo de vida se viene abajo, y te sientes un poco perdido. He tenido algunas lesiones muy, muy duras de las que ha costado mucho salir, es la parte mas dura del deporte. Lo he disfrutado, lo sigo disfrutando pero lo he sufrido mucho”.

 
 

Portafolio

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 

 

CARTAS AL DIRECTOR

A LAS TRABAJADORAS SOCIALES DE SANTA POLA
Carlos A. Pinto 23 de diciembre de 2020
A ROBERTO LÓPEZ
María del Carmen López Pomares 23 de diciembre de 2020
CUANDO EL KARMA EMPIEZA A DEVOLVER A CADA UNO LO SUYO
Roque Miguel Alemañ Bonet 20 de noviembre de 2020
OBITUARIO JULIO BAEZA
Manuel Ortuño Cerdá-Cerdá 20 de noviembre de 2020
Es una vergüenza
Elvira Castro Plaza 6 de marzo de 2020

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.