EXPOSICIÓN
 

Repaso histórico al antes y después de un conflicto que marcó al mundo

 
Viernes 3 de febrero de 2017 0 comentarios
 

La IV exposición centrada en el Conflicto de Indochina, que acogerá la sede de Amfisa (C/Ramón y Cajal, nº9 – de 10 a 13 y de 17 a19.30 horas – gratuita -) vuelve a exponer tanto la realidad social como política que llevó a que la región (que actualmente comprende los países de Vietnam, Laos, Camboya y Tailandia) fuera un auténtico campo de muerte y de cruce de intereses de las grandes potencias occidentales desde el 1859 hasta 1989. Más de 140 años de conflicto que comprendería el proceso de descolonización y la lucha por el orbe de influencia comunista y capitalista, representado por la extinta Unión Soviética y los Estados Unidos.
José Antonio Manarel, responsable de la muestra, pone a disposición del visitante “desde una historia familiar, como puede ser la vivencia de mi tío, desde 1950 hasta el 1953, como soldado en Indochina, en el Quinto Regimiento de la Legión Extranjera francesa, hasta mapas, fotografías, uniformes y testimonios recogidos en primera persona con veteranos de la Guerra de Vietnam”.
En opinión de Manarel, “hay una interesante colección de fotos originales, sobre todo de la guerra de Vietnam, lo que fue una auténtica sangría entre 1965 hasta 1975. A ello hay que sumarle distintos uniformes y piezas militares de coleccionista que habla desde la equipación tanto de uno como de otro bando”.
Como nota curiosa, “desde que llevo organizando este tipo de exposiciones me he puesto en contacto con un grupo de recreación histórica que, a lo largo del año, recreamos (valga la redundancia) combates y batallas que definieron nuestra historia”.

Militares y soldados
En este conflicto de Indochina tenemos, como siempre, dos versiones, “por un lado, la de la población civil, con un inmenso éxodo que ha definido la región hasta ahora mismo. Una población que ha sabido, al contrario que en Europa, perdonar a todas aquellas naciones (desde Francia hasta Rusia y Estados Unidos) que invadieron y destrozaron su país (aún se viven secuelas del agente naranja)”.
En la otra cara de la moneda, “está la visión del soldado, que no del militar. La amplísima mayoría de los jóvenes que acudieron a la Guerra de Vietnam o Laos no fueron voluntarios, sino reclutados de forma obligatoria. Un reclutamiento que se produjo masivamente a partir de 1968, la Ofensiva del Tet, y que afectó a las clases bajas empobrecidas y, sobre todo, a la población afroamericana (quienes tenían que luchar por un país donde ni tan siquiera podían beber de las mismas fuentes en algunos estados –huelga recordar aquí la famosa frase de Mohamed Alí ‘a mí ningún vietnamita me ha llamado negrata’).
El conflicto de Indochina llevó consigo el cambio de paradigma mundial. La prensa cobró un especial protagonismo, pues era la primera vez que se emitían imágenes de la crudeza de la guerra, “lo que conllevó a un cambio de mentalidad en la sociedad norteamericana”. Sin olvidarnos, cómo no, “del magnicidio de todo un presidente como John Fitgerald Kennedy”.
Finalmente, José Antonio Manarel destaca que en la muestra “se podrá conocer el sentimiento de un veterano. Los que han estado en un conflicto de estas características son altamente reservados. La mirada de los mil metros, lo llaman. Han visto tantas barbaridades y han estado tan sumamente olvidados por la sociedad y los distintos gobiernos que han optado por el silencio”. Además, vuelve a recalcar que: “sin conocer nuestra historia, el ser humano está condenado a repetir los mismos errores, a tropezar siempre con la misma piedra”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

UNA TARDE CON JOSÉ IRALA VIDAL
Margarita Tomás López 18 de agosto
PEDRO SÁNCHEZ Y EL CIS
Pedro Morante Gutiérrez 18 de agosto
SOMBRILLAS VOLADORAS
Pedro Morante Gutiérrez 18 de agosto
PACO CONEJERO: DOS AÑOS Y TODOS SIGUE IGUAL
Juan Bautista Pérez Martínez, ‘Batiste’ 11 de agosto
12ª CENA DE LA LUNA LLENA EN SANTA POLA
Manuel Arroyo Martín 11 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.