PREGÓN
 

El sacerdote Vicente Martínez ensalza la tradición marinera y las raíces profundas de la fiesta

 
Miércoles 9 de septiembre de 2009 0 comentarios
 

Una marea de gente rodeó al pregonero nada más concluir su alocución. Las palabras de evocación, fervor y recuerdo de Don Vicente Martínez consiguieron hacer mella en cientos de corazones santapoleros y así se lo quisieron evidenciar tras su discurso. Don Vicente inició su pregón un tanto emocionado debido a las imágenes sobre su vida que el alcalde había presentado. No obstante, conforme fue pasando el tiempo y con la tonalidad de su discurso fue logrando poner a todo el público asistente en situación. Primero emocionó con su loa a la Virgen de Loreto, patrona de Santa Pola “la Virgen conoce el alma de nuestro pueblo y, sólo si estamos cerca de ella, podemos comprender mejor nuestras fiestas y vivirlas con una desbordante alegría exterior e interior”, dijo Martínez.
El pregonero dedicó sus palabras de inicio de fiestas a Santa Pola y de un modo especial a su madre “que está aquí presente” y a mi padre “que desde la otra orilla de la vida también me estará contemplando”. Manteniendo en todo momento la emotividad y la intensidad en su discurso, Vicente Martínez aludió a la hermandad que se crea durante las fiestas para así lanzar un mensaje de unión “por unos días en Santa Pola sólo veremos en el otro un hermano, uno que tiene el mismo amor a esta tierra bañada por el Mediterráneo, una tierra rodeada de sol y mar, de sal y de sierra...”
Tras estos primeros compases del pregón, Vicente Martínez comenzó su evocación de su niñez puesto que según expresó “nos gustan tanto las fiestas porque nos han acompañado desde nuestra niñez”. De este modo recordó cómo hasta los 10 años los “niños notábamos que se acercaban las fiestas patronales porque dos acontecimientos introducían una novedad en lo cotidiano: uno trivial y otro significativo e importante”. El trivial hizo referencia a la iluminación de las calles que anunciaban “nuevos días”, mientras que el acontecimiento más trascendental e importante que el pregonero explicó con total detalle aludía a la llegada del padre marinero. “Después de 6 o 9 meses faenando en el mar, en los calamares, oíamos decir a la madre, el padre se iba acercando ya a Santa Pola. En Navidad no siempre los pescadores venían a casa, pero sí lo hacían en fiestas patronales. Sólo una fuerza mayor (algún problema en el motor o en las redes, o una pesca escasa) podía impedir esta cita de los pescadores con su patrona. Si durante las fiestas paseabas por el puerto podías ver en él a casi todas las embarcaciones de Santa Pola. Y entonces sentías el orgullo de pertenecer a un pueblo que tiene una de las flotas pesqueras más importantes del Mediterráneo y también sabías que en las casas de muchos de tus amigos las fiestas de esa año iban a ser realmente fiestas. El padre estaba llegando del mar”.
Así, con estas palabras, Vicente Martínez logró meter a todo el público en un auténtico ambiente pescador recordando cómo las ilusiones y emociones de los niños cuando esperaban en el puerto, el momento en que el padre saltaba a puerto y besaba a la madre, el camino hacia la Glorieta, momento en que ya se hacia evidente el ambiente de fiesta, etc. De igual modo, el pregonero tuvo unas palabras especiales para recordar a sus amigos de juegos infantiles “para mis amigos que compartieron conmigo pupitres y patios del “Virgen de Loreto”...algunos los más frágiles y los más inocentes nos dejaron en la década de los 70 y 80...ofrezcamos por aquellos jóvenes las fiestas de este año”, animó el pregonero.
Ya en las postrimerías de su pregón, Vicente Martínez hizo referencia cómo en las fiestas de 1977 fue el momento en que “con la ofrenda de una mirada encomendé a la Virgen la aventura que dentro de unas semanas comenzaría en el Seminario de Orihuela”, o lo que es lo mismo, el pregonero cumple en este año 25 años de sacerdocio, un hito que también fue mencionado por el alcalde de Santa Pola, Miguel Zaragoza, en la presentación que hizo del pregonero, al que calificó como una “excelente persona con unos valores humos supremos”.
El fin del pregón se acercaba y así Vicente Martínez, hijo de Santa Pola, tal y como expresó el alcalde, entonó la fórmula tradicional de “por orden del señor alcalde, se hace saber a todos los habitantes de este pueblo que las fiestas patronales dedicadas a la Virgen de Loreto empiezan hoy....que aparquemos durante las fiestas odios y rencores y que todo lo que aparquemos lo olvidemos para siempre...” Y así, el Viva la Virgen de Loreto y Viva Santa Pola pusieron el colofón al pregón de las fiestas patronales 2009.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

PACO CONEJERO, POR FIN!!!
Batiste 14 de agosto
RESONETO DE LA 14ª CENA DE LA LUNA LLENA
Manuel Arroyo Martín 14 de agosto
AGRADECIDO
Ramón Vaquero Alosete 14 de agosto
IL TROVATORE: RESERVAS INNECESARIAS
Carmen Ruiz LLorente 14 de agosto
SE ALIMENTA LA DESESPERACIÓN DE LA GENTE “¡CUÁNTAS VIDAS DESTRUIDAS!”
Víctor Corcoba Herrero/ Escritor 2 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.