EXPOSICIÓN
 

‘Arrels’ demuestra las actuales ‘raíces’ estéticas con los íberos

 
Viernes 10 de febrero de 2017 0 comentarios
 

Antonio Pons realiza en Arrels una interpretación a los dibujos encontrados en las vasijas íberas del yacimiento de L’Alcudia. La idea inicial de Pons era la fusión de las culturas íberas con la romana, “lo que ocurre es que comencé a investigar y, al haber tantos datos, decidí centrarme únicamente en la cultura íbera”. Arrels (raíces, en valenciano), se focaliza en analizar el significado de unos motivos que aparecen de forma recurrente, “animales y vegetales. En todas las vasijas. Una completa simbología que, pretendo, trasladar a mis obras”.
Vemos en Arrels un gran número de ánades, “aves en cantidad, más carnasiers, un animal mitológico que nosotros vemos como un lobo, pero tenía plumaje en el pecho”. A esto se suman las figuras vegetales o humanas (la diosa), “que los íberos relacionan con el origen de la vida”. Lo femenino, lo vegetal, la naturaleza, representa el renacer de la existencia, “en contraposición al carnasier, que simboliza la muerte”.
Esos son los conceptos que más abundan en unas vasijas “que no eran de uso común, sino un signo de prestigio, pues poseían un gran tamaño”. Aún no se ha desentrañado la utilidad o el uso habitual de las mismas, “pero sí que daban reconocimiento a la zona donde estaban ubicadas”, quizás en las casas de grandes familias.

Fuera de contexto
Pons reinterpreta este aspecto de la figura íbera sacando la imagen de su contexto y fundiéndola en hierro, “dándole tridimensionalidad a los dibujos. Me planteo, a partir de una plancha única, que doto de tres dimensiones a través de cortes y dobleces”. Anhela el escultor el movimiento, lo que le lleva a reinterpretar el original, “buscando la movilidad del animal en la reinterpretación”.
Aún así, se busca la fidelidad dentro del movimiento. De hecho, “al lado de cada una de las obras podremos encontrar una imagen de la vasija original, de donde se ha conseguido el modelo”. Aquí, por tanto, tendremos a nuestro alcance reinterpretación y significado.
Llama mucho la atención su trabajo sobre hierro, un material de aspecto pesado que simboliza la dureza, la permanencia. “Una elección muy lógica”, declara Pons, “pues los dibujos fueron estampados en las vasijas con óxido de hierro. Al entrar en los hornos recibieron esa tonalidad oscura y, de alguna manera, he querido trasladar esto a las tres dimensiones”.

El poder de la tierra
El hierro tiene la sensación de tierra y tiempo. Aquí cabe citar que es un material que, por falta de uso y mantenimiento, se oxida. Olvidamos nuestros orígenes, nuestra cultura íbera, que no se expone por falta de interés u orgullo patrio. “Parece que todo sea lo griego, lo romano. Han sido muy pocas las veces, en escultura, que se hayan hecho reinterpretaciones íberas. Obras, además, muy actuales. Temática actual, riqueza brutal, dibujos que hoy en día podrían estar en cualquier comic”.
Como artista, Antonio Pons en Arrels recupera nuestra memoria histórica, “un reconocimiento a nuestras raíces culturales. De dónde venimos. Qué hay detrás de nosotros. Máxime cuando el Mediterráneo es fundamental en la cultura íbera”. Pese a ser foco de una auténtica cultura, “nos olvidamos. Olvidamos que nuestro mar ha sido foco de comunicaciones, de tránsito de ideas, personas y mercancías”.
También el Mediterráneo es protagonista de la nueva obra de Pons, por su carácter de medio para la dramática arribada de refugiados, “pues la temática afecta a cualquiera y es necesario exponerlo”.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

PACO CONEJERO: DOS AÑOS Y TODOS SIGUE IGUAL
Juan Bautista Pérez Martínez, ‘Batiste’ 11 de agosto
12ª CENA DE LA LUNA LLENA EN SANTA POLA
Manuel Arroyo Martín 11 de agosto
LA ASUNCIÓN DE MARÍA
Miguel Atencia 11 de agosto
ATENCIÓN, NIÑOS EN LA PLAYA
Eva María Ruiz Fernández 11 de agosto
LEVANTE Y SUS SOMBRILLAS
Miguel Rosa Morentes 4 de agosto

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.