HISTORIA
 

Nuestra evolución como pueblo se ve reflejada en la fachada litoral

 
Viernes 4 de julio de 2014 0 comentarios
 

conselleria de Infraestructuras y Concejalía de Cultura han unido esfuerzos para poder ofrecer a santapoleros y visitantes una auténtica joya de muestra permanente en el Castillo-Fortaleza.
Más allá del gran trabajo de recuperación y adecuación de un espacio arquitectónicamente desaprovechado, como pueden ser las escaleras a la muralla, los mapas cartográficos que aquí se exponen nos abren una ventana al pasado (1550-1887), a través de la cual el visitante puede contemplar la evolución arquitectónica y social mediante las construcciones de índole tanto civil como militar.
Inmaculada Aguilar, autora del libro “La fachada litoral. Naturaleza y artificio” realizó una auténtica clase magistral en el Baluarte del Duque, en la cual se destacó que la fachada litoral mediterránea evoluciona para hacer frente a los avatares histórico-sociales que azotan nuestras costas. Desde la creación de abrigos y puertos capaces de dar cobijo a los buques mercantes que vertebran con sus rutas el Mare Nostrum, hasta las creación de torres vigía y fortificaciones militares para crear una auténtica muralla contra las razas berberiscas o los movimientos militares de las tropas francesas.
“El Mediterráneo”, apuntaba, “es un espacio vivo. Los planos que se presentan en el libro y que aparecen reflejados en la muestra nos ofrece pequeños retratos de un territorio. Nos brindan no sólo información técnica, también nos desvelan la evolución del comercio y de asentamientos humanos”.
Los planos que se exponen en el Castillo enseñan especialmente la costa de Santa Pola y de la isla de Tabarca. Las imágenes de la villa marinera datan del siglo XVI, planos históricos del Castillo-Fortaleza, la torre del Tamarit, las torres de Escaletes, Atalayola y Carabassí, así como la rada de Santa Pola.

Tabarca

También presenta una singular cartografía sobre la isla de Tabarca, una combinación de arte y técnica con una representación del territorio, el proyecto urbanístico y las espectaculares vistas de la isla previas a la construcción de la ciudadela.
La Isla Plana o Nueva Tabarca se concibió como un enclave estratégico avanzado, con fortaleza, acuartelamiento militar, torres vigía y población civil (los famosos cautivos de la piratería) con el objetivo de dar aviso y servir como punto de respuesta rápida de cara a potenciales invasiones o, como venía siendo habitual, a contrabandistas que aprovechaban los distintos fondeaderos. Este proyecto, por mor de la ausencia de fondos, quedó truncado a finales del siglo XVIII, “tras la paz con Argel, cuando pierde el sentido un asentamiento militar permanente, así como una población de tejedores, comerciantes, pescadores y constructores de buques”.
La exposición se podrá ver, de forma gratuita, durante todo el mes de julio. De martes a sábado de 11.00 a 13.00 y de 18.00 a 21.00 horas, los domingos de 11.00 a 13.30 horas y los lunes cerrado.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

CUANDO SE ATACA LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS
Roque Miguel Alemañ Bonet 24 de mayo
EL TRANSFUGUISMO ES LA MAYOR CORRUPCIÓN POLITICA
Antonio Sempere 24 de mayo
INFORMACIÓN Y TRANSPARENCIA
Xesco Franco 17 de mayo
¿Y el alcantarillado pa cuándo? La subvención de Diputación termina en agosto 2019
Gema Pérez Lledó 17 de mayo
LOS NUEVOS POLÍTICOS
Pedro Morante Gutiérrez 3 de mayo

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.