HISTORIA
 

El Museo del Mar ultima tres nuevas salas dedicadas a los siglos XIX y XX de Santa Pola

 
Viernes 15 de diciembre de 2017 0 comentarios
 

El Museo del Mar ya acaricia la inauguración de nuevas salas con las que seguirá avanzando hacia el reto de ofrecer al visitante toda la historia de Santa Pola, desde las primeras civilizaciones que se asentaron en la localidad, hasta la actualidad. En el primer trimestre de 2018 se inaugurarán tres nuevas salas del ala del Castillo - Fortaleza más cercana a la calle Almirante Antequera, que estarán dedicadas a la vida reciente de Santa Pola, en los siglos XIX y XX.
La directora del Museo del Mar, María José Cerdá, confirmó a este medio que se está trabajando en la fase final de nuevos espacios, con la recreación de ambientes fidedignos, con elementos etnográficos auténticos que permitirán crear como era la Oficina Municipal, una Casa del Pescador y una Casa Burguesa. Es decir, la primera “Admnistración moderna” y la vida en Santa Pola, desde las clases más humildes (incluida una cocina como la que se aprecia en la fotografía) hasta las más adineradas.
Desde su inauguración en 1982, el Museo del Mar ha pasado por muchas etapas de cambios y reformas, que lo han hecho evolucionar hacia el objetivo final de “cerrar el proyecto del Castillo - Fortaleza dedicado por completo a la cultura”, asegura María José Cerdá. Con las salas que se esperan inaugurar en los primeros meses de 2018 y otros espacios recuperados (como la escalera renacentista o las dos salas que acogen desde el 24 de noviembre la exposición de fotografías ‘México Fronterizo‘, de José Pedro Martínez), será visitable el 80% de la superficie total de este monumento del siglo XVI. Para las salas que quedan, ya está planificando su destino, todavía por desvelar.
Para María José Cerdá, no sería posible conseguir este objetivo “sin las donaciones desiteresadas de tantas personas. Por eso quiero agradecer a todo el pueblo su colaboración. Este museo no puede existir sin la voluntad de este pueblo”. Al mismo tiempo, Cerdá recuerda que antes de desprenderse de algo antiguo, puede que ese objeto sea interesante para el Museo del Mar, por lo que siempre estamos dispuestos a atender cualquier donación que nos planteen”.
Y en tercer lugar, la directora ha mostrado su más sincero agradecimiento por el piano que ha llegado esta semana al museo, donado por Óscar Baile. “Este piano va a estar colocado en una zona preferencial de la Casa Burguesa”. Y no es para menos. Este instrumento, construido en el siglo XIX en la prestigiosa casa Boisselot (la favorita del artista Franz Liszt), es de madera de un árbol tropical ya desaparecido y teclado de marfil. Óscar Baile lo adquirió en un anticuario. Al principio pensó que no era de gran valor, pero en su interior localizó la tarjeta de visita de un afinador ciego, que lo cuidó durante años en una casa burguesa de la zona de Vistahermosa, en Alicante.
Después de tocarlo durante años, Baile lo ha cedido porque el Mueso del Mar “es el mejor sitio donde podía estar. Hay que ser un poco filantrópico y querer a Santa Pola”.

JPEG - 185.8 KB
JPEG - 302 KB
JPEG - 182.3 KB
 
 

Portafolio

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

UN RECUERDO PÓSTUMO AL MÚSICO ANTONIO ESPINOSA BONMATÍ
Emiliano García Alcázar - Crítico e investigador musical 12 de enero
¿Viven bien los españoles?
Pedro Morante Gutiérrez 15 de diciembre de 2017
Agradecimiento de Cáritas Santa Pola
Cáritas Parroquia Santa Pola 15 de diciembre de 2017
Playas en Santa Pola
Miguel Ángel Gómez 1ro de diciembre de 2017
Servicios bancarios, cada vez menos
Miguel Ángel Bermúdez 1ro de diciembre de 2017

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.