MUNICIPALIDAD
 

El esfuerzo de los técnicos permite ahorrar 137.000 €

 
Viernes 7 de abril de 2017 0 comentarios
 

Gracias al esfuerzo y trabajo de los técnicos municipales, se ha conseguido rebajar el pago del Canon de Vertidos que se pagaba a la Confederación Hidrográfica del Júcar. La rebaja es más que sustanciosa, pasando de más de 171.000 euros abonados en 2015 a 34.000.
Según explicaban los técnicos al Periódico Santa Pola, hasta ahora, ha habido un único cargo (los 171.000 euros). Esa cantidad se liquidó porque no se había derogado la autorización de vertidos y corresponde al ejercicio de 2015. Este canon lo han de pagar todos los ayuntamientos por los vertidos que realizan, en concreto, del agua depurada.

Pago único en 2015
Hasta el año pasado, la situación no estaba regularizada, “trascurrido el plazo, en 2015 cargaron un pago único”. Ahora hemos conseguido justificar la excesiva conductividad (filtración salina) en nuestras aguas residuales, “y de todas las inversiones realizadas en el municipio para intentar rebajar esta conductividad, como el saneamiento por vacío y resto de actuaciones puntuales de reforma de la canalización”. Se ha aportado toda la documentación, “para que la Confederación sea conocedora de las acciones del Ayuntamiento”.
A raíz de la comunicación de las actuaciones, la CHJ ha pasado un nuevo canon (de 34.000 euros), “prueba de que han admitido las alegaciones y justificaciones de que el agua, a pesar de tener una conductividad, cumple con las condiciones para su reutilización”. También se ha presentado recurso contra la primera liquidación de 171.000 euros.

¿Dónde se invertirán?
Preguntada la alcaldesa Yolanda Seva dónde irán a parar los más de 135.000 euros restantes (pues se deberían de tener previstos en los presupuestos), aseveraba que “irán destinados a diferentes zonas y obras, con la intención de lograr cero filtraciones y la mínima conductividad, que es el objetivo. El coste es muy elevado y hemos de tener en cuenta la situación de cada uno de nuestros barrios”.
Una de las situaciones a la que se está poniendo coto es a los malos olores provocados por la estación de bombeo situada en la zona de la urbanización Panorama, una queja casi histórica de los vecinos y que, pese al cambio de colector, permanece en el tiempo.
A día de hoy, la nueva instalación solucionó los vertidos de aguas grises que se realizaban en la zona del cabo y, tal y como informaban los técnicos, “las obras que se están realizando actualmente en la estación de bombeo subsanará el sistema de salida de olores, cambiando el sistema. En breve, se conseguirá erradicar, porque no va a quedarse así”, declaraban.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 

Artículos relacionados

 
 

CARTAS AL DIRECTOR

Despilfarro de agua
Miguel Ángel Bermúdez 15 de septiembre
PROFES DE RELI UNIDOS
Profesores de Religión de la Provincia de Alicante 15 de septiembre
LAS DOS, LAS TRES
Bernardino Gago Pérez 11 de septiembre
LAS VÍCTIMAS SON NECESARIAS
Pedro Morante Gutiérrez 11 de septiembre
IN MEMORIAM
Vicente Luis Valero 1ro de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2016, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.